Previous page | 1 2 | Next page

2009

Last Update: 4/6/2013 5:43 PM
Author
Print | Email Notification    
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/5/2013 9:59 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 29-06-2009

SOLEMNIDAD DE SAN PEDRO Y SAN PABLO


Plaza de San Pedro
Lunes 29 de junio de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Hoy celebramos solemnemente a los apóstoles san Pedro y san Pablo, patronos especiales de la Iglesia de Roma: Pedro, el pescador de Galilea, "el primero que confesó la fe en Cristo... y fundó la primera comunidad con los justos de Israel"; Pablo, el antiguo perseguidor de los cristianos, "que iluminó las profundidades del misterio..., el maestro y doctor, que anunció la salvación a todas las gentes" (cf. Prefacio de la misa de hoy).

En una de sus homilías a la comunidad de Roma, el Papa san León Magno afirmó: "Estos son tus padres y verdaderos pastores, que te fundaron para que te insertaras en el reino celestial" (Sermo I in Nat. App Petri et Pauli, c I: PL 54, 422). Con ocasión de esta fiesta, quiero dirigir un caluroso y especial saludo, y una cordial felicitación, a la comunidad diocesana de Roma, que la divina Providencia ha encomendado a mi solicitud, como sucesor del apóstol Pedro. Es un saludo que extiendo de buen grado a todos los habitantes de nuestra metrópolis y a los peregrinos y turistas que en estos días la están visitando, coincidiendo también con la clausura del Año paulino.

Queridos hermanos y hermanas, que el Señor os bendiga y proteja por intercesión de san Pedro y san Pablo. Como vuestro Pastor, os exhorto a permanecer fieles a la vocación cristiana y a no acomodaros a la mentalidad de este mundo, como escribía el Apóstol de los gentiles precisamente a los cristianos de Roma, sino a dejaros transformar y renovar siempre por el Evangelio, para seguir lo que es verdaderamente bueno y agradable a Dios (cf. Rm 12, 2).

Por esto rezo constantemente, para que Roma mantenga viva su vocación cristiana no sólo conservando inalterado su inmenso patrimonio espiritual y cultural, sino también para que sus habitantes traduzcan la belleza de la fe recibida en modos concretos de pensar y actuar, y ofrezcan así a cuantos, por distintas razones, llegan a esta ciudad, un clima lleno de humanidad y de valores evangélicos. Por tanto, con palabras de san Pedro, os invito, queridos hermanos y hermanas discípulos de Cristo, a ser "piedras vivas", unidas en torno a él, que es la "piedra viva, rechazada por los hombres, pero elegida y preciosa ante Dios" (cf. 1 P 2, 4).

La solemnidad de hoy reviste también un carácter universal: expresa la unidad y la catolicidad de la Iglesia. Por eso cada año, en esta fecha, vienen a Roma los nuevos arzobispos metropolitanos a recibir el palio, símbolo de comunión con el Sucesor de Pedro. Así pues, renuevo mi saludo a los hermanos en el episcopado para los cuales he realizado esta mañana en la basílica ese gesto, y a los fieles que los han acompañado.

Saludo también con viva cordialidad a la delegación del Patriarcado de Constantinopla que, como cada año, ha llegado a Roma para la celebración de la fiesta de San Pedro y San Pablo. Que la común veneración de estos mártires sea prenda de una comunión cada vez más plena y sentida entre los cristianos de todas partes del mundo. Invoquemos por esto la intercesión maternal de María, Madre de la única Iglesia de Cristo, con el acostumbrado rezo del Ángelus.



Después del Ángelus

Ya está cercana la publicación de mi tercera encíclica, que lleva por título Caritas in veritate. Retomando los temas sociales contenidos en la Populorum progressio, escrita por el siervo de Dios Pablo VI en 1967, este documento —que lleva precisamente la fecha de hoy, 29 de junio, solemnidad de los apóstoles San Pedro y San Pablo— quiere profundizar algunos aspectos del desarrollo integral de nuestra época, a la luz de la caridad en la verdad. Encomiendo a vuestra oración esta ulterior contribución que la Iglesia ofrece a la humanidad en su empeño por un progreso sostenible, que respete plenamente la dignidad y las exigencias reales de todos.

(En castellano)

Saludo cordialmente a los fieles de lengua española, en particular a los arzobispos que hoy han recibido el palio, a sus familiares, así como a los sacerdotes y fieles diocesanos que les acompañan. Queridos hermanos, contemplando el ejemplo de los apóstoles san Pedro y san Pablo, que dieron su vida por Cristo aquí en Roma, os animo a ofrecer en vuestro ambiente el testimonio, lleno de alegría y fidelidad, de vuestra fe y amor al Señor. Que Dios os bendiga.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:27 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 05-07-2013

Plaza de San Pedro
Domingo 5 de julio de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

En el pasado el primer domingo de julio se caracterizaba por la devoción a la Preciosísima Sangre de Cristo. Algunos de mis venerados predecesores del siglo pasado la confirmaron, y el beato Juan XXIII, con la carta apostólica Inde a primis (30 de junio de 1960), explicó su significado y aprobó sus letanías. El tema de la sangre, unido al del Cordero pascual, es de primaria importancia en la Sagrada Escritura. En el Antiguo Testamento, la aspersión con la sangre de los animales sacrificados representaba y establecía la alianza entre Dios y el pueblo, como se lee en el libro del Éxodo: "Entonces tomó Moisés la sangre, roció con ella al pueblo y dijo: "Esta es la sangre de la alianza que el Señor ha hecho con vosotros, según todas estas palabras"" (Ex 24, 8).

A esta fórmula se remite explícitamente Jesús en la última Cena cuando, ofreciendo el cáliz a los discípulos, dice: "Esta es mi sangre de la alianza, que es derramada por muchos para el perdón de los pecados" (Mt 26, 28). Y efectivamente, desde la flagelación hasta que le traspasaron el costado después de su muerte en la cruz, Cristo derramó toda su sangre, como verdadero Cordero inmolado para la redención universal. El valor salvífico de su sangre se afirma expresamente en muchos pasajes del Nuevo Testamento. Basta citar, en este Año sacerdotal, la bella expresión de la carta a los Hebreos: "Cristo... penetró en el santuario una vez para siempre, no con sangre de machos cabríos ni de novillos, sino con su propia sangre, consiguiendo una redención eterna. Pues si la sangre de machos cabríos y de novillos y la ceniza de vaca santifica con su aspersión a los contaminados, en orden a la purificación de la carne, ¡cuánto más la sangre de Cristo, que por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin tacha a Dios, purificará de las obras muertas nuestra conciencia para rendir culto a Dios vivo!" (Hb 9, 11-14).

Queridos hermanos, está escrito en el Génesis que la sangre de Abel, asesinado por su hermano Caín, clama a Dios desde la tierra (cf. Gn 4, 10). Y lamentablemente, hoy como ayer, este grito no cesa, porque sigue corriendo sangre humana a causa de la violencia, de la injusticia y del odio. ¿Cuándo aprenderán los hombres que la vida es sagrada y pertenece sólo a Dios? ¿Cuándo entenderán que todos somos hermanos? Al grito por la sangre derramada, que se eleva desde tantas partes de la tierra, Dios responde con la sangre de su Hijo, que entregó su vida por nosotros. Cristo no respondió al mal con el mal, sino con el bien, con su amor infinito. La sangre de Cristo es prenda del amor fiel de Dios a la humanidad. Contemplando las llagas del Crucificado, cada hombre, incluso en condiciones de extrema miseria moral, puede decir: Dios no me ha abandonado, me ama, ha dado la vida por mí; y así volver a tener esperanza. Que la Virgen María, quien al pie de la cruz, junto al apóstol san Juan, recogió el testamento de la sangre de Jesús, nos ayude a redescubrir la inestimable riqueza de esta gracia y a sentir por ella gratitud íntima y perenne.

Después del Ángelus

Estos días nos ha conmovido la tragedia de Viareggio. Me uno al dolor de cuantos han perdido a sus seres queridos, han resultado heridos o han sufrido daños materiales, también graves. Mientras elevo mi ferviente oración a Dios por todas las personas involucradas en la tragedia, expreso el deseo de que incidentes similares no se repitan y se garantice a todos la seguridad en su trabajo y en el desarrollo de la vida cotidiana. Que Dios acoja en su paz a los difuntos, conceda un pronto restablecimiento a los heridos e infunda consuelo interior a cuantos se han visto afectados en sus sentimientos más queridos.

(Condena del atentado en Cotabato, Filipinas)

Expreso además mi más profunda deploración por el atentado perpetrado esta mañana en Cotabato, Filipinas, donde la explosión de una bomba ante la catedral, durante la celebración de la misa dominical, ha causado algunos muertos y numerosos heridos, entre ellos mujeres y niños. Mientras ruego a Dios por las víctimas de este innoble gesto, alzo mi voz para condenar una vez más el recurso a la violencia, que jamás constituye un camino digno para la solución de los problemas que existan.

(En español)

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española. En el evangelio de este domingo, hemos contemplado la escena en la que Jesús estando "en su tierra" comienza a predicar en la sinagoga. Los que le escuchan desconfiaban de él porque sabían que era "el hijo del carpintero". El Señor, nos dice el evangelista, quedó extrañado por "su falta de fe" y "no pudo hacer allí ningún milagro". Que la santísima Virgen María nos alcance la gracia de gozar de una experiencia viva de Cristo, que alimente y nutra nuestra fe en sus palabras y obras. Muchas gracias y feliz domingo.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:28 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 12-07-2009

Plaza de San Pedro
Domingo 12 de julio de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Estos últimos días la atención de todos se ha dirigido al G8 que se celebró en L'Aquila, ciudad tan probada por el terremoto. Las problemáticas en agenda eran en ocasiones dramáticamente urgentes. Existen en el mundo desigualdades sociales e injusticias estructurales que ya no son tolerables y exigen, además de las debidas intervenciones inmediatas, una estrategia coordinada para buscar soluciones globales duraderas. Durante la cumbre los jefes de Estado y de Gobierno del G8 subrayaron la necesidad de llegar a acuerdos comunes a fin de asegurar a la humanidad un futuro mejor. La Iglesia no posee soluciones técnicas que presentar, pero, experta en humanidad, ofrece a todos la enseñanza de la Sagrada Escritura sobre la verdad del hombre y anuncia el Evangelio del amor y de la justicia.

El miércoles pasado, comentando en la audiencia general la encíclica Caritas in veritate publicada precisamente la víspera del G8, dije que "hace falta un nuevo proyecto económico que vuelva a planear el desarrollo de forma global, basándose en el fundamento ético de la responsabilidad ante Dios y ante el ser humano como criatura de Dios". Ello porque, como escribí en la encíclica, "en una sociedad en vías de globalización, el bien común y el compromiso por él han de abarcar necesariamente a toda la familia humana" (n. 7).

Ya el gran Pontífice Pablo VI, en la encíclica Populorum progressio, había reconocido e indicado el horizonte mundial de la cuestión social. Continuando por el mismo camino, también yo sentí la necesidad de dedicar la Caritas in veritate a esa cuestión, que en nuestro tiempo se ha convertido "radicalmente en una cuestión antropológica", en el sentido de que implica el modo mismo de concebir al ser humano, puesto cada vez más en las manos del propio hombre por las modernas biotecnologías (cf. ib., 75).

Las soluciones a los problemas actuales de la humanidad no pueden ser sólo técnicas, sino que deben tener en cuenta todas las exigencias de la persona, que está dotada de alma y cuerpo, y así deben tener en cuenta al Creador, a Dios. De hecho, podría dibujar escenarios oscuros para el futuro de la humanidad "el absolutismo de la técnica", que encuentra su máxima expresión en algunas prácticas contrarias a la vida. Los actos que no respetan la verdadera dignidad de la persona, aun cuando parezcan motivados por una "elección de amor", en realidad son fruto de una "concepción materialista y mecanicista de la vida humana" que reduce el amor sin verdad a "un envoltorio vacío que se rellena arbitrariamente" (cf. n. 3) y así puede conllevar efectos negativos para el desarrollo humano integral.

Por compleja que sea la situación actual en el mundo, la Iglesia contempla el futuro con esperanza y recuerda a los cristianos que "el anuncio de Cristo es el primer y principal factor de desarrollo". Precisamente hoy, en la oración colecta de la misa, la liturgia nos invita a orar: "Concédenos, oh Padre, no tener nada más querido que tu Hijo, quien revela al mundo el misterio de tu amor y la verdadera dignidad del hombre". Que la Virgen María nos obtenga caminar por la senda del desarrollo con todo nuestro corazón y nuestra inteligencia, "es decir, con el ardor de la caridad y la sabiduría de la verdad" (cf. n. 8).

Después del Ángelus


Llamamiento del Papa al diálogo en Honduras

Sigo con viva preocupación en estos días los sucesos de Honduras. Hoy quiero invitaros a orar por ese querido país a fin de que, por la intercesión materna de Nuestra Señora de Suyapa, los responsables de la nación y todos sus habitantes recorran pacientemente el camino del diálogo, de la compresión recíproca y de la reconciliación. Ello es posible si, superando las tendencias particularistas, cada uno se esfuerza en buscar la verdad y perseguir con tenacidad el bien común: esta es la condición para asegurar una convivencia pacífica y una auténtica vida democrática. Al amado pueblo hondureño le aseguro mi oración y le imparto una especial bendición apostólica.



Mañana, si Dios quiere, partiré para un breve período de descanso en la montaña. Me trasladaré al Valle de Aosta, a Les Combes, localidad que hicieron célebre las estancias de mi amando predecesor Juan Pablo ii y también muy querida por mí. Al despedirme de la plaza de San Pedro y de la ciudad de Roma, os invito a todos a acompañarme con la oración. La oración no conoce distancias ni separaciones: dondequiera que estemos, hace de nosotros un solo corazón y una sola alma.

A propósito de partidas, aprovecho la ocasión para subrayar una vez más el deber que tienen todos de conducir con prudencia y de respetar las normas de tráfico. Unas buenas vacaciones empiezan precisamente por esto.

(En lengua francesa)

La oración del Ángelus me brinda este domingo la alegría de saludaros, queridos fieles y turistas de lengua francesa. El domingo es un bien para el hombre. Este día santo es para los cristianos un día de oración que les permite recuperar las energías espirituales sosteniendo su vida a través de la escucha y la meditación de la Palabra de Dios, y alimentándose del Cuerpo de Cristo. El domingo es también un día de descanso y de merecido esparcimiento para encontrarse en familia y entre amigos. Animo a cada uno a vivir este tiempo de gracia que es el descanso dominical. Que Dios os bendiga a vosotros, a vuestras familias y a vuestros amigos.

(En lengua castellana)

Saludo con afecto a los grupos de lengua española presentes en esta oración mariana, en particular a los jóvenes guatemaltecos del Centro vocacional San José. Deseo a todos que en estas fiestas veraniegas puedan reponer las fuerzas del cuerpo y encontrar también serenidad de espíritu, que brota del encuentro con Jesucristo, bajo la maternal protección de la Santísima Virgen María. Gracias por vuestra presencia y vuestras oraciones. ¡Feliz domingo!


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:30 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 19-07-2009

Romano Canavese
Domingo 19 de julio de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

He venido con gran alegría a vuestra bella ciudad, a vuestra bella iglesia; esta es la ciudad natal de mi primer colaborador, el cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, con quien ya había colaborado algunos años en la Congregación para la doctrina de la fe. Como veis, a causa de mi infortunio, estoy un poco limitado en mi agilidad, pero la presencia del corazón es plena, y estoy con vosotros con gran alegría.

En este momento quiero dar las gracias de corazón a todos: han sido muchos los que han mostrado, en esta circunstancia, su cercanía, su simpatía, su afecto hacia mí, y han rezado por mí; así se ha reforzado la red de la oración que nos une en todas las partes del mundo. Ante todo deseo expresar mi agradecimiento a los médicos y al personal sanitario de Aosta que me ha tratado con tanta diligencia, con tanta competencia y amistad, y —como veis— con éxito —esperamos— final. También quiero dar las gracias a las autoridades del Estado, de la Iglesia, y a cuantos me han escrito o me han expresado su afecto y su cercanía.

Además quiero saludar sobre todo a vuestro obispo, así como al obispo emérito de esta diócesis, monseñor Luigi Bettazzi. Saludo al alcalde, que me ha hecho un regalo bellísimo, a las autoridades civiles y militares; saludo al párroco y a los demás sacerdotes, a los religiosos y religiosas, a los responsables de las asociaciones y movimientos eclesiales, y a todos los ciudadanos, con un pensamiento especial hacia los niños, los jóvenes, las familias, los enfermos y los necesitados. A todos y cada uno expreso mi más viva gratitud por la acogida que me habéis reservado en esta breve permanencia entre vosotros.

Esta mañana habéis celebrado la Eucaristía y el cardenal Tarcisio Bertone ciertamente ya os ha explicado la Palabra de Dios, que la liturgia ofrece para nuestra meditación en este XVI domingo del tiempo ordinario. Como el Señor invita a los discípulos a retirarse aparte para escucharlo en la intimidad, también yo deseo detenerme con vosotros, recordando que precisamente la escucha y la acogida del Evangelio dieron vida a vuestra comunidad ciudadana, cuyo nombre remite a los vínculos bimilenarios del Canavés con Roma.

Como ha dicho vuestro obispo, vuestra tierra pronto fue bañada con la sangre de los mártires, entre ellos san Solutor —debo confesar que hasta ahora desconocía su nombre, pero me complace siempre conocer nuevos santos intercesores—, quien, con san Pedro apóstol, es titular de vuestra iglesia. Testigo elocuente de una larga historia de fe es vuestra imponente iglesia parroquial, que domina una extensa parte de la tierra canavesa, cuya gente es bien conocida por su amor y su arraigo al trabajo. Sin embargo actualmente sé que también aquí, en la zona de Ivrea, muchas familias experimentan una situación de dificultades económicas a causa de la falta de ocupaciones laborales. Sobre este problema —como también ha recordado el obispo— he intervenido varias veces y he querido afrontarlo con mayor profundidad en la reciente encíclica Caritas in veritate. Espero que movilice las fuerzas positivas para renovar el mundo.

Queridos amigos, no os desaniméis. La Providencia ayuda siempre a quien obra el bien y se compromete por la justicia; ayuda a cuantos no piensan sólo en sí mismos, sino en quien está peor que ellos. Y vosotros lo sabéis bien, porque vuestros abuelos se vieron obligados a emigrar por falta de trabajo, pero después el desarrollo económico ha traído bienestar y otros han inmigrado aquí, desde Italia y desde el extranjero. Los valores fundamentales de la familia y del respeto a la vida humana, la sensibilidad por la justicia social, la capacidad de afrontar el esfuerzo y el sacrificio, el fuerte vínculo con la fe cristiana a través de la vida parroquial y especialmente la participación en la santa misa han sido a lo largo de los siglos vuestra verdadera fuerza.

Estos mismos valores permitirán a las generaciones de hoy construir con esperanza su futuro, dando vida a una sociedad verdaderamente solidaria y fraterna, donde todos los distintos ámbitos, las instituciones y la economía estén impregnados de espíritu evangélico. De manera especial me dirijo a los jóvenes, en quienes hay que pensar en perspectiva educativa. Aquí, como en todas partes, es necesario preguntarse qué tipo de cultura os llega, qué ejemplos y modelos se os recomiendan, y valorar si son capaces de impulsaros a seguir los caminos del Evangelio y de la libertad auténtica. La juventud está llena de recursos, pero hay que ayudarle a vencer la tentación de sendas fáciles e ilusorias, para hallar el camino de la vida verdadera y plena.

Queridos hermanos y hermanas, en esta tierra vuestra, rica en tradiciones cristianas y en valores humanos, han florecido numerosas vocaciones masculinas y femeninas, en particular para la Familia salesiana; como la del cardenal Bertone, que nació precisamente en esta parroquia vuestra, fue bautizado en esta iglesia y creció en una familia donde asimiló una fe genuina. Vuestra diócesis debe mucho a los hijos y a las hijas de don Bosco, por su presencia difundida y fecunda en toda la zona desde los años en los que todavía vivía el santo fundador. Que esto constituya un ulterior aliento para vuestra comunidad diocesana a comprometerse cada vez más en el campo de la educación y del acompañamiento vocacional.

Invoquemos para ello la protección de María, la Virgen de la Asunción, patrona de la diócesis, Auxilio de los cristianos, Madre amada y venerada de manera especial en los numerosos santuarios a ella dedicados entre los montes del Gran Paraíso y la llanura del Po. Que su presencia materna indique a todos el camino de la esperanza y los conduzca allí, como la estrella que guió a los santos Magos. Que la Virgen de la Estrella vele sobre todos vosotros desde la colina que domina Ivrea, el Monte Estrella dedicado a ella y a los Reyes Magos. Encomendémonos ahora con confianza filial a la Virgen invocándola con la oración del Ángelus.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:31 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 29-07-2006

Les Combes, Valle de Aosta
Domingo 26 de julio


Queridos hermanos y hermanas:

¡Feliz domingo a todos vosotros! Nos encontramos aquí, en Les Combes, junto a la acogedora casa que los salesianos ponen a disposición del Papa, donde ya estoy concluyendo el período de descanso entre las bellas montañas del Valle de Aosta. Doy gracias a Dios, que me ha concedido la alegría de estas jornadas caracterizadas por una auténtica distensión, a pesar del pequeño infortunio que bien conocéis y que es visible.

Aprovecho la ocasión para agradecer con afecto a cuantos se apresuraron a estar cerca de mí con discreción y con gran entrega. Saludo al cardenal Poletto y a los obispos presentes, en particular al obispo de Aosta, monseñor Giuseppe Anfossi, a quien agradezco las palabras que me ha dirigido. Saludo cordialmente al párroco de Les Combes, a las autoridades civiles y militares, a las Fuerzas del orden y a todos vosotros, queridos amigos, así como a quienes están unidos a nosotros a través de la radio y la televisión.

Hoy, en este espléndido domingo, en el que el Señor nos muestra toda la belleza de su creación, la liturgia prevé como página evangélica el inicio del capítulo VI de san Juan, que contiene al principio el milagro de los panes, cuando Jesús dio de comer a miles de personas con sólo cinco panes y dos peces; a continuación, el otro prodigio del Señor caminando sobre las aguas del lago en medio de la tempestad; y, por último, el discurso en el que él se revela como "el pan de vida".

Al narrar el "signo" de los panes, el evangelista subraya que Cristo, antes de distribuirlos, los bendijo con una oración de acción de gracias (cf. v. 11). El verbo griego es eucharistein, y remite directamente al relato de la última Cena, en el que, de hecho, san Juan no refiere la institución de la Eucaristía, sino el lavatorio de los pies. La Eucaristía aquí está como anticipada en el gran signo del pan de vida.

En este Año sacerdotal, cómo no recordar que especialmente nosotros, los sacerdotes, podemos reflejarnos en este texto joánico, identificándonos con los Apóstoles cuando dicen: ¿Dónde vamos a comprar pan para toda esta gente? Y al leer sobre aquel anónimo muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces, también se nos ocurre espontáneamente decir: ¿pero qué es esto para tan gran multitud? En otras palabras: ¿qué soy yo? ¿Cómo puedo, con mis limitaciones, ayudar a Jesús en su misión? Y la respuesta la da el Señor: los sacerdotes, nosotros los sacerdotes, precisamente poniendo en sus manos "santas y venerables" lo poco que somos, nos convertimos en instrumentos de salvación para muchos, para todos.

Me suscita un segundo punto de reflexión la memoria de hoy de los santos Joaquín y Ana, padres de la Virgen y, por lo tanto, abuelos de Jesús. Esta memoria litúrgica hace pensar en el tema de la educación, que ocupa un lugar importante en la pastoral de la Iglesia. En particular, nos invita a rezar por los abuelos, que en la familia son los depositarios y a menudo los testigos de los valores fundamentales de la vida. La tarea educativa de los abuelos siempre es muy importante, más todavía cuando, por distintas razones, los padres no pueden asegurar una presencia adecuada junto a sus hijos cuando están creciendo.

Encomiendo a la protección de santa Ana y de san Joaquín a todos los abuelos del mundo, impartiéndoles una bendición especial. Que la Virgen María, quien -según una bella iconografía- aprendió a leer las Sagradas Escrituras en las rodillas de su madre Ana, les ayude a alimentar siempre la fe y la esperanza en las fuentes de la Palabra de Dios.

Después del Ángelus

(En francés)
Celebramos, como cada domingo, las maravillas que el Señor ha hecho por cada uno de nosotros. Por ello os exhorto a reconocer en vuestra vida la gracia sobreabundante de Dios para todos los hombres. En este período estival os invito, siguiendo el ejemplo del Señor, a buscar un espacio reservado para la oración. No os olvidéis de Dios durante vuestras vacaciones, porque él permanece presente a vuestro lado y os acompaña.

(En lengua inglesa)
Espero que vuestras vacaciones sean un tiempo de gran alegría, empleado juntos como familias, y de profunda renovación espiritual, mientras descansáis en la maravilla del don de Dios de la creación.

(En lengua española)
Invito a todos a que, a ejemplo de María, seáis dóciles a la voluntad de Dios, para dar testimonio del amor infinito que tiene a todos.

(En lengua italiana)
Hace unos instantes, hablando de san Joaquín y santa Ana, he recordado a los abuelos. Ahora deseo hacer extensivo mi pensamiento a todos los ancianos, especialmente a los que podrían encontrarse más solos y en dificultades.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:32 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 02-08-2009

Castelgandolfo
Domingo 2 de agosto de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

He regresado hace pocos días del Valle de Aosta y ahora me encuentro entre vosotros con vivo agrado, queridos amigos de Castelgandolfo. Al obispo, al párroco y a la comunidad parroquial, así como a las autoridades civiles y a todos los castellani, junto a los peregrinos y veraneantes, renuevo con afecto mi saludo, unido a un sentido agradecimiento por vuestra acogida, siempre tan cordial. Gracias también por la cercanía espiritual que muchos me han demostrado cuando, en Les Combes, me ocurrió el pequeño infortunio en la muñeca derecha.

Queridos hermanos y hermanas, el Año sacerdotal que estamos celebrando constituye una magnífica ocasión para profundizar en el valor de la misión de los presbíteros en la Iglesia y en el mundo. Al respecto nos llegan útiles motivos de reflexión de la memoria de los santos que la Iglesia nos propone diariamente. En estos primeros días del mes de agosto, por ejemplo, recordamos algunos que son verdaderos modelos de espiritualidad y de entrega sacerdotal. Ayer fue la memoria litúrgica de san Alfonso María de Ligorio, obispo y doctor de la Iglesia, gran maestro de teología moral y modelo de virtudes cristianas y pastorales, siempre atento a las necesidades religiosas del pueblo.

Hoy contemplamos en san Francisco de Asís el ardiente amor por la salvación de las almas, que todo sacerdote debe alimentar constantemente: en efecto, hoy se celebra el llamado "Perdón de Asís", que obtuvo del Papa Honorio III en el año 1216, después de haber tenido una visión mientras se hallaba en oración en la pequeña iglesia de la Porciúncula. Apareciéndosele Jesús en su gloria, con la Virgen María a su derecha y muchos ángeles a su alrededor, le dijo que expresara un deseo, y Francisco imploró un "perdón amplio y generoso" para todos aquellos que, "arrepentidos y confesados", visitaran aquella iglesia. Recibida la aprobación pontificia, el santo no esperó ningún documento escrito, sino que corrió a Asís y, al llegar a la Porciúncula, anunció la gran noticia: "Hermanos míos, ¡quiero enviaros a todos al paraíso!". A partir de entonces, desde el mediodía del 1 de agosto hasta la medianoche del 2, se puede lucrar, con las condiciones habituales, la indulgencia plenaria también por los difuntos, visitando una iglesia parroquial o franciscana.

¿Qué decir de san Juan María Vianney, a quien recordaremos el 4 de agosto? Precisamente para celebrar el 150° aniversario de su muerte he convocado el Año sacerdotal. De este humilde párroco, que constituye un modelo de vida sacerdotal no sólo para los párrocos, sino para todos los sacerdotes, me propongo volver a hablar en la catequesis de la audiencia general del próximo miércoles.

Después, el 7 de agosto será la memoria de san Cayetano de Thiene, quien solía repetir que "las almas no se purifican con el amor sentimental, sino con el amor de los hechos". Y al día siguiente, 8 de agosto, la Iglesia nos señalará como modelo a santo Domingo, del que se ha escrito que "abría la boca o para hablar con Dios en la oración o para hablar de Dios".

Finalmente, no puedo dejar de recordar también la gran figura del Papa Montini, Pablo VI, de cuya muerte, ocurrida precisamente aquí, en Castelgandolfo, el 6 de agosto se cumplen 31 años. Su vida, tan profundamente sacerdotal y llena de tanta humanidad, permanece en la Iglesia como un don por el que hay que dar gracias a Dios. Que la Virgen María, Madre de la Iglesia, ayude a los sacerdotes a estar todos totalmente enamorados de Cristo, siguiendo el ejemplo de estos modelos de santidad sacerdotal.

Después del Ángelus

(En lengua francesa)
El Señor nos sigue acompañando hoy en nuestro camino diario. Nos da de comer el verdadero maná que viene del cielo, el verdadero pan de vida que nos vuelve a dar valor y confianza, y fortalece nuestra fe. En este Año sacerdotal, iluminado por el 150° aniversario de la marcha al cielo del santo cura de Ars, que se celebra esta semana, os animo a participar con fidelidad y devoción en la Eucaristía dominical y a dedicar tiempo para adorarla en verdad. Orad por los sacerdotes y los seminaristas.

(En lengua inglesa)
En el evangelio de hoy Jesús nos dice que busquemos el alimento que permanece para la vida eterna. Ojalá que en estos serenos días de verano todos encontremos alimento espiritual en "el pan bajado del cielo", que se nos ofrece diariamente en la santa Palabra de Dios y en el sacramento de la Eucaristía.

(En lengua alemana)
El próximo martes celebraremos el 150° aniversario de la muerte del santo cura de Ars. Con ocasión de este jubileo, como sabéis, he invitado a los fieles a ofrecer en este año oraciones por los sacerdotes y por las vocaciones al sacerdocio. A través del ministerio de los sacerdotes, Cristo, pan de vida, se da cada vez de nuevo a los fieles en la Eucaristía. Cristo sacia nuestra hambre de amor y paz, y nos anima a construir un mundo en el que haya justicia y bienestar para todos los hombres.

(En lengua española)
Invito a todos a renovar la mente y el espíritu escuchando la Palabra de Dios, que se proclama en la Eucaristía, donde también el Señor se nos ofrece como comida y bebida de salvación. En este camino de vida cristiana os acompaña la amorosa protección de María santísima, Estrella de la esperanza.

(En lengua polaca)
Desde Castelgandolfo saludo cordialmente a todos los polacos. Sé que agosto es para vosotros un mes de importantes celebraciones religiosas y patrióticas. Hoy me uno en la oración a los que participan en las celebraciones por el aniversario de la insurrección de Varsovia. Del heroísmo de los insurgentes y de la fortaleza de la nación surgió la Polonia libre. Que el sacrificio de su vida dé frutos de paz y de prosperidad en vuestra patria. Que Dios bendiga Polonia y a cada uno de vosotros.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:33 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 09-08-2009

Castelgandolfo
Domingo 9 de agosto de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Como el domingo pasado, también hoy —en el contexto del Año sacerdotal que estamos celebrando— nos detenemos a meditar sobre algunos santos y santas que la liturgia recuerda estos días. Excepto la virgen santa Clara de Asís, ardiente de amor divino en la oblación diaria de la oración y de la vida comunitaria, los demás son mártires, dos de los cuales fueron asesinados en el campo de concentración de Auschwitz: santa Teresa Benedicta de la Cruz —Edith Stein—, quien, nacida en la fe judía y conquistada por Cristo en edad adulta, se hizo monja carmelita y selló su existencia con el martirio; y san Maximiliano Kolbe, hijo de Polonia y de san Francisco de Asís, gran apóstol de María Inmaculada.

Encontraremos también otras figuras espléndidas de mártires de la Iglesia de Roma, como san Ponciano Papa, san Hipólito sacerdote y san Lorenzo diácono. ¡Qué admirables modelos de santidad nos propone la Iglesia! Estos santos son testigos de la caridad que ama "hasta el extremo" y no tiene en cuenta el mal recibido, sino que lo combate con el bien (cf. 1 Co 13, 4-8). De ellos podemos aprender, especialmente los sacerdotes, el heroísmo evangélico que nos impulsa a dar la vida por la salvación de las almas, sin temer nada. ¡El amor vence a la muerte!

Todos los santos, pero especialmente los mártires, son testigos de Dios, que es Amor: Deus caritas est. Los lager nazis, como todo campo de exterminio, se pueden considerar símbolos extremos del mal, del infierno que se abre en la tierra cuando el hombre se olvida de Dios y se pone en su lugar, usurpándole el derecho de decidir lo que es bueno y lo que es malo, de dar la vida y la muerte. Por desgracia, este triste fenómeno no se circunscribe a los campos de concentración. Estos son, más bien, el ápice de una realidad amplia y difundida, a menudo con confines poco claros. Los santos que he recordado brevemente nos hacen reflexionar sobre las profundas divergencias que existen entre el humanismo ateo y el humanismo cristiano; una antítesis que atraviesa toda la historia, pero que al final del segundo milenio, con el nihilismo contemporáneo, ha llegado a un punto crucial, como grandes literatos y pensadores han percibido, y como los acontecimientos han demostrado ampliamente.

Por una parte, hay filosofías e ideologías, pero también cada vez más modos de pensar y de actuar que exaltan la libertad como único principio del hombre, en alternativa a Dios, y de ese modo transforman al hombre en un dios, pero es un dios equivocado, que hace de la arbitrariedad su sistema de conducta. Por otra parte, tenemos precisamente a los santos, que, practicando el Evangelio de la caridad, dan razón de su esperanza; muestran el verdadero rostro de Dios, que es Amor, y, al mismo tiempo, el auténtico rostro del hombre, creado a imagen y semejanza divina.

Queridos hermanos y hermanas, pidamos a la Virgen María que nos ayude a todos —en primer lugar a los sacerdotes— a ser santos como estos heroicos testigos de la fe y de la entrega hasta el martirio. Este es el único modo para ofrecer a las instancias humanas y espirituales, que suscita la crisis profunda del mundo contemporáneo, una respuesta creíble y exhaustiva: la de la caridad en la verdad.

Después del Ángelus

(A los peregrinos de lengua francesa)
La buena nueva de Cristo nos arraiga en la verdad y es alimento y liberación de lo que nos entorpece en el plano espiritual y moral. Os invito a dejaros transfigurar, como el santo cura de Ars, por la Eucaristía, que es la fuente de todo amor, y a rezar por las vocaciones sacerdotales, a fin de que Dios conceda a nuestro mundo los sacerdotes que tanto necesita.

(En lengua inglesa)
Las lecturas de la misa de hoy nos invitan a fortalecer nuestra fe en Jesús, el pan de vida que se nos entrega en la Eucaristía y nos promete el gozo eterno en la casa del Padre. Vosotros y vuestras familias, durante estas vacaciones estivales, responded a la invitación del Señor con una participación activa en el sacrificio eucarístico y con actos generosos de caridad.

(En lengua alemana)
El domingo, como sabemos, es el día del Señor, que nos brinda una oportunidad especial para encontrarnos con Cristo, el Hijo de Dios, quien compartió la vida de los hombres y nos regaló su amor. Cristo sigue siempre cerca de nosotros. Él es el pan de vida; es nuestro pan, y quien vive de este pan y come de él encontrará la verdadera vida, la vida eterna. Démosle en nuestro corazón el lugar que le corresponde y él saciará nuestra hambre de la vida verdadera y de amor.

(En lengua española)
Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española que se unen a esta oración del Ángelus. Especialmente en el Día del Señor, invito a todos a buscar en la Eucaristía el pan bajado del cielo, el alimento que perdura y da la vida eterna. Que la Santísima Virgen María interceda para que nunca falte este sustento de nuestra esperanza y nuestros esfuerzos por la paz. Feliz domingo.

(En italiano)
Que María santísima, a la que invocamos con la oración del Ángelus, nos ayude a responder siempre fielmente a la vocación a la santidad que Cristo dirige a todo cristiano.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:34 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 15-08-2009

SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA


Palacio Apostólico de Castelgandolfo
Sábado 15 de agosto de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

En el corazón del mes de agosto, tiempo de vacaciones para muchas familias, también para mí, la Iglesia celebra la solemnidad de la Asunción de la Virgen María. Es una ocasión privilegiada para meditar en el sentido último de nuestra existencia, con la ayuda de la liturgia de hoy, que nos invita a vivir en este mundo orientados hacia los bienes eternos, para compartir la misma gloria de María, la misma alegría de nuestra Madre (cf. Oración colecta). Por tanto, dirijamos la mirada hacia la Virgen, Estrella de la esperanza, que ilumina nuestro camino terreno, siguiendo el ejemplo de los santos y las santas que han recurrido a ella en toda circunstancia. Como sabéis, estamos celebrando el Año sacerdotal en recuerdo del santo cura de Ars, y quiero sacar de los pensamientos y testimonios de este santo párroco de pueblo algunos puntos de reflexión que puedan ayudarnos a todos, especialmente a nosotros los sacerdotes, a reavivar el amor y la veneración a la santísima Virgen.

Los biógrafos atestiguan que san Juan María Vianney hablaba de la Virgen con devoción y al mismo tiempo con confianza y familiaridad. "La santísima Virgen —solía repetir— no tiene mancha, está adornada de todas la virtudes que la hacen tan bella y agradable a la Santísima Trinidad" (B. Nodet, Il pensiero e l'anima del Curato d'Ars, Turín 1967, p. 303). Y también: "El corazón de esta Madre buena no es más que amor y misericordia; lo único que desea es vernos felices. Basta sólo dirigirse a ella para ser escuchados" (ib., 307). En estas expresiones se trasluce el celo del sacerdote que, movido por anhelo apostólico, goza al hablar de María a los fieles, y nunca se cansa de hacerlo. Incluso un misterio difícil como el de la Asunción, que celebramos hoy, sabía presentarlo con imágenes eficaces, por ejemplo así: "El hombre fue creado para el cielo. El demonio rompió la escalera que conducía a él. Nuestro Señor, con su pasión, formó otra... La santísima Virgen está en la cima de la escalera y la sostiene con las dos manos" (ib.).

Al santo cura de Ars le atraía sobre todo la belleza de María, belleza que coincide con su ser Inmaculada, la única criatura concebida sin sombra de pecado. "La santísima Virgen —afirmaba— es la criatura bella que nunca ha disgustado al buen Dios" (ib., 306). Como pastor bueno y fiel, también dio ejemplo ante todo de este amor filial a la Madre de Jesús, por la que se sentía atraído hacia el cielo. "Si no fuera al cielo —exclamaba— ¡cuánto me dolería! No vería nunca a la santísima Virgen, esta criatura tan bella (ib. 309). Además, consagró varias veces su parroquia a la Virgen, recomendando especialmente a las madres que hicieran lo mismo cada mañana con sus hijos.

Queridos hermanos y hermanas, hagamos nuestros los sentimientos del santo cura de Ars. Con la misma fe, dirijámonos a María, elevada al cielo, encomendándole de modo particular a los sacerdotes de todo el mundo.

Después del Ángelus

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española. La Iglesia celebra hoy la solemnidad de la Asunción de la Virgen María. Con esta fiesta los cristianos reconocemos agradecidos la especial complacencia que Dios tiene hacia la Madre de su Hijo, que en este día la vemos coronada de gloria y esplendor. Pidamos, por la poderosa intercesión de la santísima Virgen, poder vivir en todo momento apoyados en la gracia y alcanzar como ella el premio de la gloria celeste. Muchas gracias.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:36 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 16-08-2009

Castelgandolfo
Domingo 16 de agosto de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Ayer celebramos la gran fiesta de la Asunción de María al cielo, y hoy leemos en el Evangelio estas palabras de Jesús: "Yo soy el pan vivo, bajado del cielo" (Jn 6, 51). No se puede permanecer indiferente ante esta correspondencia que gira alrededor del símbolo del "cielo": María fue "elevada" al lugar del que su Hijo había "bajado". Naturalmente este lenguaje, que es bíblico, expresa en términos figurados algo que jamás se inserta completamente en el mundo de nuestros conceptos y de nuestras imágenes. Pero detengámonos un momento a reflexionar.

Jesús se presenta como el "pan vivo", esto es, el alimento que contiene la vida misma de Dios y es capaz de comunicarla a quien come de él, el verdadero alimento que da la vida, que nutre realmente en profundidad. Jesús dice: "El que coma de este pan vivirá para siempre y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo" (Jn 6, 51). Pues bien, ¿de quién tomó el Hijo de Dios esta "carne" suya, su humanidad concreta y terrena? La tomó de la Virgen María. Dios asumió de ella el cuerpo humano para entrar en nuestra condición mortal. A su vez, al final de la existencia terrena, el cuerpo de la Virgen fue elevado al cielo por parte de Dios e introducido en la condición celestial. Es una especie de intercambio en el que Dios tiene siempre la iniciativa plena, pero, como hemos visto en otras ocasiones, en cierto sentido necesita también de María, del "sí" de la criatura, de su carne, de su existencia concreta, para preparar la materia de su sacrificio: el cuerpo y la sangre que va a ofrecer en la cruz como instrumento de vida eterna y en el sacramento de la Eucaristía como alimento y bebida espirituales.

Queridos hermanos y hermanas, lo que sucedió en María vale, de otras maneras, pero realmente, también para cada hombre y cada mujer, porque a cada uno de nosotros Dios nos pide que lo acojamos, que pongamos a su disposición nuestro corazón y nuestro cuerpo, toda nuestra existencia, nuestra carne —dice la Biblia—, para que él pueda habitar en el mundo. Nos llama a unirnos a él en el sacramento de la Eucaristía, Pan partido para la vida del mundo, para formar juntos la Iglesia, su Cuerpo histórico. Y si nosotros decimos sí, como María, es más, en la medida misma de este "sí" nuestro, sucede también para nosotros y en nosotros este misterioso intercambio: somos asumidos en la divinidad de Aquel que asumió nuestra humanidad.

La Eucaristía es el medio, el instrumento de esta transformación recíproca, que tiene siempre a Dios como fin y como actor principal: él es la Cabeza y nosotros los miembros, él es la Vid y nosotros los sarmientos. Quien come de este Pan y vive en comunión con Jesús dejándose transformar por él y en él, está salvado de la muerte eterna: ciertamente muere como todos, participando también en el misterio de la pasión y de la cruz de Cristo, pero ya no es esclavo de la muerte, y resucitará en el último día para gozar de la fiesta eterna con María y con todos los santos.

Este misterio, esta fiesta de Dios, comienza aquí abajo: es misterio de fe, de esperanza y de amor, que se celebra en la vida y en la liturgia, especialmente eucarística, y se expresa en la comunión fraterna y en el servicio al prójimo. Roguemos a la santísima Virgen que nos ayude a alimentarnos siempre con fe del Pan de vida eterna para experimentar ya en la tierra la gloria del cielo.

Después del Ángelus

(En lengua francesa)
Me alegra saludar a los peregrinos de lengua francesa presentes para la oración del Ángelus, especialmente a los jóvenes llegados de África. Ayer tuvimos la alegría de celebrar la solemnidad de la Asunción de la Virgen María y la liturgia nos exhorta a elevar nuestra mirada al cielo. Os invito hoy a acoger el don que Cristo nos ha hecho de sí mismo en la Eucaristía. Al recibir en la fe este alimento indispensable, el cristiano obtiene la fuerza que le permite entregarse totalmente a sus hermanos. Así pues, os invito a tener siempre abierta de par en par la puerta de vuestro corazón y a ser día tras día testigos de la ternura del Señor ante todas las personas que se encuentren en necesidad material o espiritual. Sed mensajeros infatigables de la buena nueva.

(En lengua inglesa)
Saludo a los peregrinos y visitantes de lengua inglesa presentes en el Ángelus de hoy. Que vuestra estancia aquí, en Castelgandolfo, y en Roma profundice vuestra fe en nuestro Señor, el Pan vivo, que nos brinda el don de la vida eterna. Invoco de Dios omnipotente abundantes bendiciones de alegría y paz sobre vosotros y vuestras familias.

(En lengua alemana)
Saludo de corazón a los peregrinos y visitantes de lengua alemana presentes en Castelgandolfo. El pan y el vino de este mundo pueden proporcionarnos una satisfacción sólo efímera. En cambio, quien recibe en el sacramento del altar el Cuerpo y la Sangre de Cristo, permanece en Cristo y Cristo permanece en él. La Eucaristía nos da su vida y nos conduce por el camino de la sabiduría y de la dedicación a la gloria eterna. Demos gracias a Dios siempre por todo lo que nos ha donado a través de Cristo. Que el Señor os bendiga a vosotros y a vuestras familias.

(En lengua española)
Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española presentes en esta oración mariana y a quienes se unen a ella a través de la radio y la televisión. Que la contemplación continua del misterio de Cristo acreciente en nosotros el amor a sus preceptos y la esperanza en sus promesas, para que nuestro corazón no se deje vencer por las dificultades cotidianas, sino que esté anclado en la fe en el Hijo de Dios, que tiene "palabras de vida eterna". Muchas gracias y feliz domingo.

(En lengua portuguesa)
Saludo a los jóvenes brasileños de la Comunidad Misionera de Villareggia y a los demás peregrinos de lengua portuguesa que participan en este momento de alabanza y gratitud al Verbo divino, que se hizo hombre en el seno de la Virgen María para quedarse con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. Dejad que Cristo tome posesión de vuestra vida, para que seáis cada vez más vida y presencia de Cristo.

(En lengua polaca)
Saludo cordialmente a todos los polacos. En el Evangelio de hoy Cristo dice: "Quien come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en él" (Jn 6, 56). La Eucaristía es signo de la presencia de Cristo que por amor se dona a nosotros, nos alimenta en nuestra peregrinación hacia el cielo. Os exhorto, de manera especial en estos días de descanso, a adorar a Cristo presente en las iglesias que encontraréis en vuestros itinerarios de vacaciones. De corazón os bendigo a todos.

(En lengua italiana)
Saludo con afecto a los peregrinos de lengua italiana, en particular a los fieles de la parroquia de San Silvestre en Faenza, y a los jóvenes de Trescore, llegados aquí por la vía Francígena. Os deseo a todos un feliz domingo.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:37 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 23-08-2009

Castelgandolfo,
Domingo 23 de agosto de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Veis la mano ya libre de la escayola, pero todavía un poco perezosa; por algún tiempo debo continuar en una "escuela de paciencia", ¡pero seguimos adelante!

Desde hace algunos domingos, como sabéis, la liturgia propone a nuestra reflexión el capítulo VI del evangelio de san Juan, en el que Jesús se presenta como el "pan de la vida bajado del cielo" y añade: "Si uno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo" (Jn 6, 51). A los judíos que discuten ásperamente entre sí preguntándose: "¿Cómo puede este darnos a comer su carne?" (v. 52) —y el mundo sigue discutiendo—, Jesús recalca en todo tiempo:"Si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros" (v. 53); motivo también para que reflexionemos si hemos entendido realmente este mensaje. Hoy, XXI domingo del tiempo ordinario, meditamos la parte conclusiva de este capítulo, en el que el cuarto evangelista refiere la reacción de la gente y de los discípulos mismos, escandalizados por las palabras del Señor, hasta el punto de que muchos, después de haberlo seguido hasta entonces, exclaman: "¡Es duro este lenguaje! ¿Quién puede escucharlo?" (v. 60). Desde ese momento "muchos de sus discípulos se volvieron atrás y ya no andaban con él" (v. 66), y lo mismo sucede continuamente en distintos períodos de la historia. Se podría esperar que Jesús buscara arreglos para hacerse comprender mejor, pero no atenúa sus afirmaciones; es más, se vuelve directamente a los Doce diciendo: "¿También vosotros queréis marcharos?" (v. 67).

Esta provocadora pregunta no se dirige sólo a los interlocutores de entonces, sino que llega a los creyentes y a los hombres de toda época. También hoy no pocos se "escandalizan" ante la paradoja de la fe cristiana. La enseñanza de Jesús parece "dura", demasiado difícil de acoger y poner en práctica. Hay entonces quien la rechaza y abandona a Cristo; hay quien intenta "adaptar" su palabra a las modas de los tiempos desnaturalizando su sentido y valor. "¿También vosotros queréis marcharos?". Esta inquietante provocación resuena en nuestro corazón y espera de cada uno una respuesta personal; es una pregunta dirigida a cada uno de nosotros. Jesús no se conforma con una pertenencia superficial y formal, no le basta con una primera adhesión entusiasta; al contrario, es necesario tomar parte durante toda la vida "en su pensar y en su querer". Seguirlo llena el corazón de alegría y da pleno sentido a nuestra existencia, pero implica dificultades y renuncias porque con mucha frecuencia se debe ir a contracorriente.

"¿También vosotros queréis marcharos?". A la pregunta de Jesús, Pedro responde en nombre de los Apóstoles, de los creyentes de todos los siglos: "Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna, y nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios" (vv. 68-69). Queridos hermanos y hermanas, también nosotros podemos y queremos repetir en este momento la respuesta de Pedro, ciertamente conscientes de nuestra fragilidad humana, de nuestros problemas y dificultades, pero confiando en la fuerza del Espíritu Santo, que se expresa y se manifiesta en la comunión con Jesús. La fe es don de Dios al hombre y es, al mismo tiempo, confianza libre y total del hombre en Dios; la fe es escucha dócil de la palabra del Señor, que es "lámpara" para nuestros pasos y "luz" en nuestro camino (cf. Sal 119, 105). Si abrimos con confianza el corazón a Cristo, si nos dejamos conquistar por él, podemos experimentar también nosotros, como por ejemplo el santo cura de Ars, que "nuestra única felicidad en esta tierra es amar a Dios y saber que él nos ama". Pidamos a la Virgen María que mantenga siempre viva en nosotros esta fe impregnada de amor, que hizo de ella, humilde muchacha de Nazaret, la Madre de Dios y madre y modelo de todos los creyentes.

Después del Ángelus

Queridos amigos: hoy se ha abierto en Rímini la XXX edición del "Meeting para la amistad entre los pueblos", que este año tiene como título "Conocer es siempre un acontecimiento". Al dirigir un cordial saludo a cuantos participan en esta significativa cita, deseo que sea ocasión propicia para comprender que «conocer no es sólo un acto material, porque ... en todo conocimiento y acto de amor, el alma del hombre experimenta un "más" que se asemeja mucho a un don recibido, a una altura a la que se nos lleva» (Caritas in veritate, 77).

(En lengua francesa)
En medio de las transformaciones del mundo, la liturgia de hoy nos invita a elegir, a discernir lo que nos hace vivir. Por eso, es indispensable que nos apoyemos en la Palabra de Cristo porque es espíritu y vida. Antes de reanudar nuestras actividades habituales, os invito, en este final del mes de agosto, a dedicar tiempo a meditar la Palabra de Dios y a alimentaros de la Eucaristía, fuente y culmen de toda vida. Que Dios os bendiga.

(En lengua alemana)
La fe significa optar, o sea, decir totalmente sí a Jesucristo y a su mensaje. Quien cree en Cristo, quien confía en él y se deja guiar por sus palabras, puede decir con Pedro, según el Evangelio de hoy: "Señor, tú tienes palabras de vida eterna". Sí; la palabra de Jesús es verdaderamente espíritu y vida, vida divina para nosotros. Queremos renovar cada día nuestra decisión por Cristo y contribuir a que los hombres reconozcan a Aquel que quiere donar a todos salvación y vida. Que la gracia de Dios os acompañe este domingo y toda la semana.

(En lengua española)
El Evangelio de hoy nos trae las palabras de Simón Pedro a Jesús: "Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna". A todos os invito a renovar vuestra entrega a Cristo para que, encontrando en él la fuente de la verdadera vida, deis testimonio de su amor ante el mundo. Gracias por vuestra visita y feliz domingo.

(En lengua polaca)
En el Evangelio de hoy el Señor Jesús dice a los discípulos: "Hay entre vosotros algunos que no creen" (Jn 6, 64). En este Año sacerdotal pidamos en la oración que los sacerdotes, que a ejemplo de Pedro y de los Apóstoles "han creído y han reconocido que Cristo es el Santo de Dios" (Jn 6, 69), fortalezcan con el testimonio de su vida a cuantos dudan. Que todos experimenten, gracias a su ministerio, el don de la conversión y de la renovación del corazón.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:39 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 30-08-2009

Palacio Apostólico de Castelgandolfo
Domingo 30 de agosto de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Hace tres días, el 27 de agosto, celebramos la memoria litúrgica de santa Mónica, madre de san Agustín, considerada modelo y patrona de las madres cristianas. Muchas noticias sobre ella nos proporciona su hijo en el libro autobiográfico Las confesiones, obra maestra entre las más leídas de todos los tiempos. Aquí conocemos que san Agustín bebió el nombre de Jesús con la leche materna y fue educado por su madre en la religión cristiana, cuyos principios quedaron en él impresos incluso en los años de desviación espiritual y moral. Mónica jamás dejó de orar por él y por su conversión, y tuvo el consuelo de verle regresar a la fe y recibir el bautismo. Dios oyó las plegarias de esta santa mamá, a quien el obispo de Tagaste había dicho: "Es imposible que se pierda un hijo de tantas lágrimas". En verdad, san Agustín no sólo se convirtió, sino que decidió abrazar la vida monástica y, al volver a África, fundó él mismo una comunidad de monjes. Conmovedores y edificantes son los últimos coloquios espirituales entre él y su madre en la quietud de una casa de Ostia, a la espera de embarcarse rumbo a África. Santa Mónica ya había llegado a ser, para este hijo suyo, "más que madre, la fuente de su cristianismo". Su único deseo durante años había sido la conversión de Agustín, a quien ahora veía orientado incluso a una vida de consagración al servicio de Dios. Por lo tanto podía morir contenta, y efectivamente falleció el 27 de agosto del año 387, a los 56 años, después de haber pedido a sus hijos que no se preocuparan por su sepultura, sino que se acordaran de ella, allí donde estuvieran, en el altar del Señor. San Agustín repetía que su madre lo había "engendrado dos veces".

La historia del cristianismo está constelada de innumerables ejemplos de padres santos y de auténticas familias cristianas que han acompañado la vida de generosos sacerdotes y pastores de la Iglesia. Pensemos en san Basilio Magno y san Gregorio Nacianceno, ambos pertenecientes a familias de santos. Pensemos, cercanísimos a nosotros, en los esposos Luigi Beltrame Quattrocchi y Maria Corsini, que vivieron entre finales del siglo XIX y mediados de 1900, beatificados por mi venerado predecesor Juan Pablo II en octubre de 2001, coincidiendo con los veinte años de la exhortación apostólica Familiaris consortio. Este documento, además de ilustrar el valor del matrimonio y los deberes de la familia, llama a los esposos a un particular compromiso en el camino de santidad que, sacando gracia y fortaleza del sacramento del matrimonio, les acompaña a lo largo de toda su existencia (cf. n. 56). Cuando los cónyuges se dedican generosamente a la educación de los hijos, guiándolos y orientándolos en el descubrimiento del designio de amor de Dios, preparan ese fértil terreno espiritual en el que brotan y maduran las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. Se revela así hasta qué punto están íntimamente unidas y se iluminan recíprocamente el matrimonio y la virginidad, a partir de su enraizamiento común en el amor esponsal de Cristo.

Queridos hermanos y hermanas: en este Año sacerdotal oremos para que, "por intercesión del santo cura de Ars, las familias cristianas sean pequeñas iglesias en las que todas las vocaciones y todos los carismas, donados por el Espíritu Santo, se acojan y valoren" (de la Oración por el Año sacerdotal). Que nos obtenga esta gracia María santísima, a la que ahora invocamos juntos.

Después del Ángelus

El próximo martes, 1 de septiembre, se celebrará en Italia la Jornada para la salvaguarda de la creación. Es una cita significativa, de relevancia también ecuménica, que este año tiene como tema la importancia del aire, elemento indispensable para la vida. Como hice en la audiencia general del miércoles pasado, exhorto a todos a un compromiso mayor por la tutela de la creación, don de Dios. En particular, animo a los países industrializados a cooperar responsablemente por el futuro del planeta y para que no sean las poblaciones más pobres las que paguen el precio más alto de los cambios climáticos.

(En lengua francesa)
La liturgia de este domingo nos invita a escuchar con atención la Palabra de Dios para ser fieles a ella poniéndola en práctica cada día. Es para nosotros fuente de sabiduría, de luz, de entendimiento y de vida. Sepamos dedicar tiempo para acoger esta Palabra y para meditarla a fin de que pueda echar raíces en lo más profundo de nuestra vida cotidiana. Así nuestra existencia dará fruto y expresará el amor de Dios por cada hombre.

(En lengua inglesa)
Que vuestra estancia en Castelgandolfo y en Roma profundice vuestra comprensión integral de nuestra fe y fortalezca en vosotros el deseo de ser constantes, con las palabras y los hechos, en el seguimiento del corazón y del espíritu de nuestro Señor.

(En lengua alemana)
En el Evangelio de hoy se nos dice: no son las reglas exteriores las que hacen bueno al hombre, sino que lo bueno debe venir del interior, del centro de su ser. Pero el interior del hombre —el corazón, como lo llama la tradición— está a su vez a la búsqueda de un centro donde poder tener apoyo, orientación y amor. Este centro es la Palabra de Dios, la palabra de la verdad, que nos ha llamado a la existencia y que llevará nuestra vida a cumplimiento. Roguemos al Señor que siembre "en nuestro corazón el amor por su nombre", por él mismo, para que "crezca en nosotros lo que es bueno y santo".

(En lengua polaca)
La semana pasada hemos recordado la memoria de santa Mónica y de su hijo san Agustín, por cuya conversión ella oró sin cesar. Que esta actitud recuerde a los padres su especial papel en la educación de los hijos y en su formación en la relación con Dios. Os bendigo a todos de corazón, de manera particular a los padres, a los profesores y a los alumnos que se preparan para el inicio del nuevo curso.

(En lengua española)
En el evangelio proclamado este domingo vemos cómo la gente, asombrada ante las palabras y los hechos de Jesús, decía de él: "Todo lo ha hecho bien". Pidamos por intercesión de la Virgen María poder gozar igualmente de una experiencia viva y real del misterio y de la Persona de Cristo, que nos colma de su amor y su vida a través de la liturgia, la Palabra divina y la oración.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:40 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 06-09-2009

VISITA PASTORAL A VITERBO Y BAGNOREGIO


Valle Faul - Viterbo
Domingo 6 de septiembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Al término de esta solemne celebración eucarística, doy de nuevo las gracias al Señor por haberme dado la alegría de realizar esta visita pastoral a vuestra comunidad diocesana. He venido entre vosotros para alentaros y para confirmaros en la fidelidad a Cristo, como bien indica además el tema que habéis elegido: "Confirma a tus hermanos" (Lc 22, 31). Jesús dirigió estas palabras al apóstol Pedro en la última Cena, encomendándole la tarea de ser aquí en la tierra Pastor de toda la Iglesia.

Desde hace muchos siglos vuestra diócesis se caracteriza por un singular vínculo de afecto y de comunión con el Sucesor de Pedro. He podido percibirlo al visitar el palacio de los Papas y, en particular, la sala del "Cónclave". En el extenso territorio de la antigua Tuscia nació san León Magno, quien prestó un gran servicio a la verdad en la caridad, mediante un asiduo ejercicio de la palabra, testimoniado por sus Sermones y sus Cartas. En Blera tuvo lugar el nacimiento del Papa Sabiniano, sucesor de san Gregorio Magno; en Canino nació Pablo III. Viterbo fue escogida durante toda la segunda parte del siglo XIII como residencia de los Romanos Pontífices; aquí cinco de mis predecesores fueron elegidos y cuatro de ellos fueron sepultados; cincuenta la visitaron —el último fue el siervo de Dios Juan Pablo II, hace 25 años—. Estas cifras revisten un significado histórico, pero, en este momento, quisiera recalcar sobre todo su valor espiritual. A Viterbo se le llama justamente "Ciudad de los Papas", y esto constituye para vosotros un estímulo ulterior para vivir y testimoniar la fe cristiana, la misma fe por la que dieron la vida los santos mártires Valentín e Hilario, custodiados en la iglesia catedral, los primeros de una larga estela de santos, mártires y beatos de vuestra tierra.

"Confirma a tus hermanos": hoy advierto esta invitación del Señor dirigida a mí con una intensidad singular. Orad, queridos hermanos y hermanas, para que cumpla siempre con fidelidad y amor la misión de Pastor de toda la grey de Cristo (cf. Jn 21, 15 ss). Por mi parte, aseguro un constante recuerdo ante el Señor por vuestra comunidad diocesana, para que sus distintas articulaciones —de las que he podido admirar una simbólica representación en las nuevas puertas de la catedral— tiendan cada vez más a una plena unidad y comunión fraterna, condiciones indispensables para dar al mundo un testimonio evangélico eficaz. Esta tarde encomendaré estas intenciones a la Virgen María, al visitar el santuario de la Virgen de la Encina. Ahora, con la oración que recuerda su "sí" al anuncio del ángel, le pedimos que mantenga nuestra fe siempre fuerte y gozosa.

Después del Ángelus

Deseo ahora enviar un cordial saludo a los participantes en el congreso internacional "Hombres y religiones", que se celebra en Cracovia sobre el tema: "Credos y culturas en diálogo". Numerosas personalidades y representantes de varias religiones —invitados por la archidiócesis de Cracovia y por la Comunidad de San Egidio— están reunidos para reflexionar y orar por la paz a los 70 años del estallido de la segunda guerra mundial. No podemos menos de recordar los dramáticos hechos que dieron inicio a uno de los conflictos más terribles de la historia, que causó decenas de millones de muertos y provocó tantos sufrimientos al amado pueblo polaco; un conflicto que vio la tragedia del Holocausto y el exterminio de otros grupos de inocentes. Que la memoria de estos sucesos nos impulse a orar por las víctimas y por cuantos llevan aún sus heridas en el cuerpo y en el corazón; que, además, sea advertencia para todos a no repetir semejantes barbaries y a intensificar los esfuerzos por construir en nuestro tiempo, marcado todavía por conflictos y contraposiciones, una paz duradera, transmitiendo, sobre todo a las nuevas generaciones, una cultura y un estilo de vida caracterizado por el amor, la solidaridad y la estima por el otro. Desde esta perspectiva, es especialmente importante la aportación que las religiones pueden y deben dar en la promoción del perdón y la reconciliación contra la violencia, el racismo, el totalitarismo y el extremismo que desfiguran la imagen del Creador en el hombre, suprimen el horizonte de Dios y, en consecuencia, conducen al desprecio del hombre mismo. Que el Señor nos ayude a construir la paz, partiendo del amor y de la comprensión recíproca (cf. Caritas in veritate, 72).


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:41 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 13-09-2009

Palacio pontificio de Castelgandolfo
Domingo 13 de septiembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Este domingo —XXIV del tiempo ordinario— la Palabra de Dios nos interpela con dos cuestiones cruciales que resumiría así: "¿Quién es para ti Jesús de Nazaret?". Y a continuación: "¿Tu fe se traduce en obras o no?". El primer interrogante lo encontramos en el Evangelio de hoy, cuando Jesús pregunta a sus discípulos: "Vosotros, ¿quién decís que soy yo?" (Mc 8, 29). La respuesta de Pedro es clara e inmediata: "Tú eres el Cristo", esto es, el Mesías, el consagrado de Dios enviado a salvar a su pueblo. Así pues, Pedro y los demás Apóstoles, a diferencia de la mayor parte de la gente, creen que Jesús no es sólo un gran maestro o un profeta, sino mucho más. Tienen fe: creen que en él está presente y actúa Dios. Inmediatamente después de esta profesión de fe, sin embargo, cuando Jesús por primera vez anuncia abiertamente que tendrá que padecer y morir, el propio Pedro se opone a la perspectiva de sufrimiento y de muerte. Entonces Jesús tiene que reprocharle con fuerza para hacerle comprender que no basta creer que él es Dios, sino que, impulsados por la caridad, es necesario seguirlo por su mismo camino, el de la cruz (cf. Mc 8, 31-33). Jesús no vino a enseñarnos una filosofía, sino a mostrarnos una senda; más aún, la senda que conduce a la vida.

Esta senda es el amor, que es la expresión de la verdadera fe. Si uno ama al prójimo con corazón puro y generoso, quiere decir que conoce verdaderamente a Dios. En cambio, si alguien dice que tiene fe, pero no ama a los hermanos, no es un verdadero creyente. Dios no habita en él. Lo afirma claramente Santiago en la segunda lectura de la misa de este domingo: "La fe, si no tiene obras, está realmente muerta" (St 2, 17). Al respecto me agrada citar un escrito de san Juan Crisóstomo, uno de los grandes Padres de la Iglesia que el calendario litúrgico nos invita hoy a recordar. Justamente comentando el pasaje citado de la carta de Santiago, escribe: "Uno puede incluso tener una recta fe en el Padre y en el Hijo, como en el Espíritu Santo, pero si carece de una vida recta, su fe no le servirá para la salvación. Así que cuando lees en el Evangelio: "Esta es la vida eterna: que te conozcan ti, el único Dios verdadero" (Jn 17, 3), no pienses que este versículo basta para salvarnos: se necesitan una vida y un comportamiento purísimos" (cit. en J.A. Cramer, Catenae graecorum Patrum in N.T., vol. VIII: In Epist. Cath. et Apoc., Oxford 1844).

Queridos amigos, mañana celebraremos la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, y al día siguiente la Virgen de los Dolores. La Virgen María, que creyó en la Palabra del Señor, no perdió su fe en Dios cuando vio a su Hijo rechazado, ultrajado y crucificado. Antes bien, permaneció junto a Jesús, sufriendo y orando, hasta el final. Y vio el alba radiante de su Resurrección. Aprendamos de ella a testimoniar nuestra fe con una vida de humilde servicio, dispuestos a sufrir en carne propia por permanecer fieles al Evangelio de la caridad y de la verdad, seguros de que nada de cuanto hagamos se pierde.

* * *

Después del Ángelus

En el Evangelio proclamado este domingo hemos escuchado a san Pedro hacer una especial profesión de fe en Jesús: "Tú eres el Mesías". A lo que el Señor añade que su mesianismo y su misión redentora tienen que ir unidas al sacrificio de la cruz. Os invito hermanos a acoger con un corazón bien dispuesto el misterio pascual de Cristo, que nos une íntimamente a su Persona, en el amor desinteresado a los hermanos y en el servicio humilde a nuestro prójimo.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:42 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 20-09-2009

Palacio Apostólico de Castelgandolfo
Domingo 20 de septiembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Hoy, para la acostumbrada reflexión dominical, tomo como punto de partida el pasaje de la carta de Santiago que nos presenta la liturgia del día (St 3, 16-4, 3), y me detengo, en particular, en una expresión que impresiona por su belleza y su actualidad. Se trata de la descripción de la verdadera sabiduría, que el Apóstol contrapone a la falsa. Mientras esta última es "terrena, material, demoníaca", y se reconoce por el hecho de que provoca envidias, rencillas, desorden y toda clase de maldad (cf. 3, 16), en cambio, "la sabiduría que viene de lo alto es, en primer lugar, pura, además pacífica, complaciente, dócil, llena de compasión y buenos frutos, imparcial, sin hipocresía" (3,17). Una lista de siete cualidades, según el uso bíblico, en la que destacan la perfección de la auténtica sabiduría y los efectos positivos que produce.

Como primera y principal cualidad, presentada casi como una premisa de las demás, Santiago cita la "pureza", es decir, la santidad, el reflejo trasparente, por decir así, de Dios en el alma humana. Y, como Dios de quien procede, la sabiduría no necesita imponerse con la fuerza, pues tiene el vigor invencible de la verdad y del amor, que se afirma por sí mismo. Por eso es pacífica, dócil, complaciente; no es parcial y no recurre a mentiras; es indulgente y generosa; se reconoce por los buenos frutos que suscita en abundancia.

¿Por qué no detenerse a contemplar de vez en cuando la belleza de esta sabiduría? ¿Por qué no sacar del manantial incontaminado del amor de Dios la sabiduría del corazón, que nos desintoxica de las escorias de la mentira y el egoísmo? Esto vale para todos, pero en primer lugar para quien está llamado a ser promotor y "tejedor" de paz en las comunidades religiosas y civiles, en las relaciones sociales y políticas, y en las relaciones internacionales. En nuestros días, quizá en parte a causa de ciertas dinámicas propias de las sociedades de masa, se constata con frecuencia una falta de respeto por la verdad y la palabra dada, junto a una generalizada tendencia a la agresividad, al odio y a la venganza.

"Para los que procuran la paz —escribe Santiago— se siembran en la paz frutos de justicia" (St 3, 18). Pero para realizar obras de paz hay que ser hombres de paz, entrando en la escuela de la "sabiduría que desciende de lo alto" para asimilar sus cualidades y producir sus efectos. Si cada quien, en su propio ambiente, lograra rechazar la mentira y la violencia en las intenciones, en las palabras y en las acciones, cultivando con esmero sentimientos de respeto, de comprensión y de estima por los demás, quizá no resolvería todos los problemas de la vida cotidiana, pero podría afrontarlos con más serenidad y eficacia.

Queridos amigos, una vez más la sagrada Escritura nos ha llevado a reflexionar sobre aspectos morales de la existencia humana, pero a partir de una realidad que precede a la moral misma, es decir, la verdadera sabiduría. Pidamos a Dios con confianza la sabiduría del corazón por intercesión de Aquella que acogió en su seno y engendró a la Sabiduría encarnada, Jesucristo, nuestro Señor. ¡María, Sede de la Sabiduría, ruega por nosotros!

Después del Ángelus

A causa de las numerosas situaciones de conflicto que existen en el mundo, nos llegan, casi diariamente, noticias trágicas de víctimas, tanto entre militares como entre civiles. Son sucesos a los que no podemos acostumbrarnos nunca y que suscitan profunda condena, así como desconcierto en las sociedades que aman el bien de la paz y de la convivencia civil. En estos días, la noticia del gravísimo atentado en Afganistán contra algunos militares italianos me ha provocado un dolor profundo. Me uno con la oración al sufrimiento de los familiares y de las comunidades civiles y militares, y al mismo tiempo, pienso con iguales sentimientos de comunión en los demás contingentes internacionales, que también han sufrido recientemente víctimas y que se esfuerzan por promover la paz y el desarrollo de las instituciones, tan necesarias para la convivencia humana. A todos aseguro mi recuerdo ante el Señor, pensando en particular en las queridas poblaciones civiles, e invito a elevar a Dios nuestra oración por todos. También deseo renovar aquí mi aliento a la promoción de la solidaridad entre las naciones para contrarrestar la lógica de la violencia y de la muerte, favorecer la justicia, la reconciliación, la paz y sostener el desarrollo de los pueblos a partir del amor y dela compresión mutua, como he escrito recientemente en mi encíclica Caritas in veritate (cf. n. 72).

Desde el próximo sábado, 26 de septiembre, hasta el lunes 28, Dios mediante, realizaré un viaje apostólico a la República Checa. Visitaré la capital, Praga, así como Brno, en Moravia, y Stará Boleslav, lugar del martirio de san Wenceslao, patrono principal de la nación. La República Checa se encuentra geográfica e históricamente en el corazón de Europa, y tras los dramas que sufrió el siglo pasado necesita, al igual que todo el continente, volver a encontrar las razones de la fe y de la esperanza. Siguiendo las huellas de mi amado predecesor Juan Pablo II, que visitó ese país en tres ocasiones, también yo rendiré homenaje a los heroicos testigos del Evangelio, antiguos y recientes, y alentaré a todos a avanzar en la caridad y la verdad. Doy las gracias ya desde ahora a cuantos me acompañen con la oración en este viaje, para que el Señor lo bendiga y lo haga fructuoso

(En lengua española)
Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española que se han unido a esta entrañable oración mariana del Ángelus y, en particular, al grupo de oficiales de la Academia superior de la policía nacional de Colombia. Invito a todos a vivir siempre como servidores de la verdad y de los demás, como hizo y nos enseñó Jesús. ¡Feliz domingo!


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 9:44 AM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 27-09-2009

VIAJE APOSTÓLICO DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI A LA REPÚBLICA CHECA (26-28 DE SEPTIEMBRE DE 2009)


Aeropuerto Tuřany de Brno
Domingo 27 de septiembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Hemos llegado al término de esta solemne celebración y la hora del mediodía nos invita a la oración del Ángelus. Me alegra rezarla aquí, en el corazón de Moravia, región fraternamente unida a Bohemia, tierra marcada por muchos siglos de fe cristiana, que recuerda en su origen la valiente misión de san Cirilo y san Metodio.

Cuando hace veinte años Juan Pablo II decidió visitar Europa central y oriental tras la caída del totalitarismo comunista, quiso comenzar su viaje pastoral por Velehrad, centro de los famosos Congresos unionistas precursores del ecumenismo entre los pueblos eslavos, y conocido en todo el mundo cristiano. Recordáis además otra visita suya, la de 1995 a Svatý Kopecek, en Olomouc, con el inolvidable encuentro con los jóvenes. Quiero retomar idealmente la enseñanza de mi amado predecesor e invitaros a que os mantengáis fieles a vuestra vocación cristiana y al Evangelio para construir juntos un futuro de solidaridad y de paz.

Moravia es tierra rica en santuarios marianos, que multitudes de peregrinos visitan durante todo el año. En este momento querría dirigirme en una peregrinación ideal a la montaña boscosa de Hostýn, donde veneráis a la Virgen como vuestra protectora. Que María mantenga despierta la fe de todos vosotros, la fe alimentada también por numerosas tradiciones populares que hunden sus raíces en el pasado, pero que justamente cuidáis de conservar para que no se pierda el calor de la convivencia familiar en los pueblos y en las ciudades. A veces se constata, con cierta nostalgia, que el ritmo de la vida moderna tiende a borrar algunas huellas de un pasado rico en fe. Es importante, sin embargo, no perder de vista el ideal que los usos tradicionales expresaban, y sobre todo hay que mantener el patrimonio espiritual heredado de vuestros antepasados, para custodiarlo e incluso hacer que responda a las exigencias de los tiempos actuales. Que os ayude a ello la Virgen María, a quien encomiendo de nuevo vuestra Iglesia y toda la nación checa.

Después del Ángelus

Con afecto doy la bienvenida a los peregrinos procedentes de la vecina Eslovaquia. Queridos hermanos y hermanas, hoy la Palabra de Dios nos exhorta a reconocer a Jesucristo como nuestra única esperanza. Os invito a ser en el mundo testigos fieles de este anuncio. De corazón os bendigo a vosotros y a vuestras familias en la patria. ¡Alabado sea Jesucristo!

Saludo cordialmente a los polacos que participan en esta Eucaristía. Os doy las gracias por vuestra presencia y por el apoyo espiritual. Que el encuentro del Papa con la Iglesia que está en la República Checa sea portadora de abundantes frutos de fe y de amor en vuestro corazón. ¡Que Dios os bendiga!

Saludo de corazón a los peregrinos procedentes de Alemania y de Austria. Me alegra vuestra presencia, vuestra oración y la celebración con los hermanos y las hermanas aquí, en la República Checa. Es la fe en Jesucristo la que, más que todos los vínculos de vecindad, nos congrega y nos une. Y hoy es necesario de manera particular nuestro testimonio común para proclamar de nuevo y con fuerza el anuncio de salvación: el Señor crucificado y resucitado, Jesucristo, esperanza de la humanidad. La experiencia de que Cristo no abandona a sus amigos, sino que les ayuda para que puedan vivir felizmente, no debe dejarnos indiferentes ante nuestro prójimo que busca verdad y amor y anhela la vida verdadera. Mostrémosles el camino hacia Jesucristo que da la vida en abundancia. Con alegría queremos vivir cada día nuestra fe y nuestra esperanza, colaborando en la construcción de una sociedad fundada en los valores del bien, la justicia y la fraternidad, en el amor a Dios y al prójimo. Para ello, que Dios os dé su bendición.

Queridos hermanos, representa para mí un gran gozo estar hoy aquí con vosotros, en Brno, en el corazón de Moravia. Saludo también a cuantos se han unido a nosotros a través de los medios de comunicación. En particular, mi pensamiento afectuoso se dirige a las personas ancianas, a los que sufren y a los enfermos. Pido un recuerdo en la oración, y os aseguro mi cercanía espiritual. Que Dios omnipotente os conceda abundantes gracias celestiales y bendiciones.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:22 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 04-10-2009

Plaza de San Pedro
Domingo 4 de octubre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Esta mañana, en la basílica de San Pedro, ha tenido lugar la celebración eucarística de apertura de la II Asamblea especial para África del Sínodo de los obispos, durante la cual se ha orado también en distintas lenguas africanas. Mi venerado predecesor Juan Pablo II convocó el primer "Sínodo africano" en 1994, en la perspectiva del año 2000 y del tercer milenio cristiano. Él, cuyo celo misionero le llevó a ser tantas veces peregrino en tierra africana, recogió los contenidos fruto de aquella asamblea en la exhortación apostólica Ecclesia in Africa, relanzando la evangelización del continente. Quince años después, esta nueva Asamblea se sitúa en continuidad con la primera a fin de verificar el camino realizado, profundizar en algunos aspectos y examinar los desafíos más recientes. El tema elegido es: "La Iglesia en África al servicio de la reconciliación, de la justicia y de la paz", acompañado de unas palabras que Cristo dirige a sus discípulos: "Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo" (Mt 5, 13.14).

El Sínodo constituye siempre una intensa experiencia eclesial, una experiencia de responsabilidad pastoral colegial ante un aspecto específico de la vida de la Iglesia, o bien, como en este caso, de una parte determinada del pueblo cristiano según el área geográfica. El Papa y sus más estrechos colaboradores se reúnen junto con los miembros designados de la Asamblea, con los expertos y los auditores, para profundizar en la temática preestablecida. Es importante subrayar que no se trata de un congreso de estudio ni de una asamblea programática. Se escuchan relaciones e intervenciones en el aula, se habla en los grupos, pero todos sabemos bien que los protagonistas no somos nosotros: es el Señor, su Espíritu Santo, quien guía a la Iglesia. Lo más importante para todos es escuchar: escucharnos unos a otros, y escuchar todos lo que el Señor quiere decirnos. Por esto el Sínodo se desarrolla en un clima de fe y de oración, en religiosa obediencia a la Palabra de Dios. Al Sucesor de Pedro le corresponde convocar y guiar las Asambleas sinodales, recoger cuanto surja de los trabajos y ofrecer después las oportunas indicaciones pastorales.

Queridos amigos, África es un continente con una extraordinaria riqueza humana. Actualmente su población suma cerca de mil millones de habitantes y su tasa de natalidad total es la más elevada del mundo. África es una tierra fecunda en vida humana, pero esta vida está lamentablemente marcada por muchas pobrezas y padece a veces graves injusticias. La Iglesia está comprometida en superarlas con la fuerza del Evangelio y la solidaridad concreta de tantas instituciones e iniciativas de caridad. Roguemos a la Virgen María que bendiga la II Asamblea sinodal para África y obtenga paz y desarrollo para ese grande y amado continente.

Después del Ángelus

Mi pensamiento se dirige en este momento a las poblaciones del Pacífico y del sudeste asiático, golpeadas en los últimos días por violentas calamidades naturales: el tsunami en las islas Samoa y Tonga; el tifón en Filipinas, que sucesivamente ha afectado también a Vietnam, Laos y Camboya; el devastador terremoto en Indonesia. Estas catástrofes han causado graves pérdidas en vidas humanas, numerosos desplazados y "sin techo" e ingentes daños materiales. Pienso también en cuantos sufren a causa de las inundaciones en Sicilia, especialmente en la zona de Messina. Os invito a que os unáis a mí en la oración por las víctimas y sus seres queridos. Estoy espiritualmente cerca de los desplazados y de todas las personas probadas, implorando de Dios alivio en su pena. Hago un llamamiento para que no falte a estos hermanos y hermanas nuestra solidaridad y el apoyo de la comunidad internacional.

Al término de la oración del Ángelus, en este domingo particular en que he abierto la II Asamblea especial para África del Sínodo de los obispos, no puedo olvidar los conflictos que actualmente ponen en peligro la paz y la seguridad de los pueblos del continente africano. Estos días he seguido con preocupación los graves episodios de violencia que han sacudido a la población de Guinea. Expreso mi pésame a las familias de las víctimas, invito a las partes al diálogo y a la reconciliación, y estoy seguro de que no se ahorrarán esfuerzos para llegar a una solución justa y equitativa.

El próximo sábado 10 de octubre, por la tarde, junto a los padres sinodales, dirigiré en el aula Pablo VI un santo rosario especial "con África y por África", animado por los jóvenes universitarios de Roma. Se unirán a la oración, en conexión vía satélite, los estudiantes de algunos países africanos. Queridos jóvenes universitarios, os espero en gran número para encomendar a María Sedes Sapientiae el camino de la Iglesia y de la sociedad en el continente africano.

(En lengua francesa)
Hoy se abre la II Asamblea especial para África del Sínodo de los obispos. Os invito a sostener con vuestra oración la reflexión y los trabajos de los padres sinodales. Igualmente os pido que recéis por este amado continente africano que visité el pasado marzo. Que Dios lo bendiga y le conceda la paz, la reconciliación y la justicia, y que dé a la Iglesia en África la fortaleza y el valor de ser "sal de la tierra" y "luz del mundo" para testimoniar la verdadera vida en Jesucristo. Encomiendo este Sínodo a la materna intercesión de la Virgen María, protectora de África.

(En lengua inglesa)
Os invito a que os unáis a mi oración por la ii Asamblea especial para África del Sínodo de los obispos, abierta esta mañana en la basílica de San Pedro. Que este gran acontecimiento eclesial fortalezca a la Iglesia en África en su testimonio del Evangelio de Jesucristo y en sus esfuerzos por promover la reconciliación, la justicia y la paz entre sus pueblos. Que el Sínodo también ayude a que el mundo vuelva la mirada a ese gran continente e inspire una renovada solidaridad con nuestros hermanos y hermanas africanos.

(En lengua alemana)
Con la santa misa en la basílica de San Pedro, esta mañana hemos iniciado la ii Asamblea especial para África del Sínodo de los obispos. El tema es: "La Iglesia en África al servicio de la reconciliación, de la justicia y de la paz. "Vosotros sois la sal de la tierra... Vosotros sois la luz del mundo"". Para ser verdaderamente sal de la tierra y luz del mundo necesitamos la gracia de Dios. Oremos al Señor para que conceda a nuestros hermanos en la fe en África y también a nosotros mismos ser cada vez más mensajeros de la reconciliación, de la esperanza y de la paz.

(En lengua española)
A la luz del Evangelio de este domingo, os invito a encomendar fervientemente en vuestra oración a todas las familias, en particular a las más necesitadas, para que sus miembros, con la ayuda de la gracia divina, afiancen su unión en el amor y la comprensión mutua, sin dejarse vencer por las dificultades de la vida, sino siendo en todo momento lámparas vivas de fe, esperanza y caridad.

(En lengua polaca)
Al recordar hoy a san Francisco, dirijo mi saludo de manera especial a las comunidades de franciscanos que celebran en Cracovia el VIII centenario de la aprobación de la "regla monástica" y de su carisma. Uníos a mi oración para que permanezcan fieles al amor de Cristo pobre, casto y obediente, llevando a la gente la alegría evangélica. Bendigo de corazón a la familia franciscana y a todos vosotros.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:24 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 11-10-2009

Atrio de la Basílica Vaticana
Domingo 11 de octubre de 2009


Al término de esta solemne celebración, el mediodía nos invita a la oración del Ángelus. Antes de rezarla, deseo dirigir un cordial saludo a cuantos habéis querido, con vuestra devota participación, rendir homenaje a los nuevos santos. Saludo en particular a las autoridades con las delegaciones oficiales llegadas de varios países: os agradezco vuestra presencia.

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua francesa llegados para las canonizaciones. Os animo, a ejemplo de santa Juana Jugan, a ser solícitos con los más pobres y los más pequeños, los heridos de la vida y los marginados de nuestras sociedades, especialmente con ocasión de la Jornada mundial del rechazo de la pobreza, que tendrá lugar dentro de algunos días. Me refiero al santo padre Damián para invitaros también a sostener con vuestra oración y vuestras obras a las personas comprometidas con generosidad en la lucha contra la lepra y contra las demás formas de lepra debidas a la falta de amor por ignorancia y cobardía. Que vuestra oración acompañe los trabajos del segundo Sínodo para África. ¡Que Dios os bendiga a todos!

Saludo cordialmente a todos los peregrinos en lengua inglesa presentes aquí este domingo, en particular a cuantos han venido a Roma en número tan elevado para la canonización de hoy. Que estos nuevos santos os acompañen con su intercesión y os inspiren con el ejemplo de su vida santa. Igualmente saludo al grupo de supervivientes de los ataques atómicos en Hiroshima y Nagasaki, y ruego para que el mundo jamás vuelva a ser testigo de tal destrucción masiva de vidas humanas inocentes. Dios os bendiga a todos, así como a vuestras familias y a vuestros seres queridos.

Dirijo un cordial saludo a los peregrinos de lengua alemana y hoy en especial a los nuevos sacerdotes del Colegio Germánico así como a sus invitados. Que el Señor os dé valor y perseverancia en vuestro servicio espiritual. Tomemos a los nuevos santos como modelos para nuestra vida. Entre ellos se cuenta san Damián de Veuster, muy venerado también en Alemania, quien vivió entre los leprosos en la isla de Molokai, en las islas Hawai, sufriendo al final su enfermedad mortal con ellos y por ellos. Invoquemos además la intercesión del santo obispo Segismundo Felinski, y de los santos religiosos Francisco Coll y Guitart, Rafael Arnáiz Barón y María de la Cruz Jugan, para que Dios envíe también hoy muchas vocaciones religiosas. ¡Que el Señor os acompañe con su gracia!

Dirijo un caluroso saludo a los peregrinos de lengua española, en particular a los que han participado en esta gozosa ceremonia de canonización, en especial a los señores cardenales, arzobispos y obispos que han venido con ellos de España, tierra tan fecunda en frutos de santidad. El dominico san Francisco Coll, con su entrega sacerdotal y misionera, y el trapense san Rafael Arnáiz Barón, con su alma enteramente contemplativa, ambos fervientes devotos de la Virgen María, hacen honor a la mejor tradición religiosa y a las profundas raíces cristianas de su pueblo. Que el ejemplo y la intercesión de estos nuevos santos avive en todos, y particularmente en las Dominicas de la Anunciata, en la Orden de Predicadores y en los monjes Trapenses, el compromiso de seguir generosa y desinteresadamente a Cristo, según la propia vocación, dando testimonio de su Evangelio en la sociedad de hoy. Saludo también a los grupos procedentes de Colombia y otros países latinoamericanos.

Saludo a los peregrinos de lengua flamenca, llegados a Roma para unirse a la acción de gracias de la Iglesia por la canonización del padre Damián. Consagrado al Corazón de Jesús y al Corazón de María, este santo sacerdote fue llevado por Dios a que floreciera su vocación en un "sí" total. Que la intercesión de Nuestra Señora y del apóstol de los leprosos libre al mundo de esta enfermedad, nos impulse a acoger el amor de Dios y nos dé entusiasmo y alegría en el servicio de nuestros hermanos y hermanas. Con mi bendición apostólica.

Saludo cordialmente a los fieles que han venido a Roma desde Polonia junto con los cardenales, los arzobispos y los obispos. Saludo a todos los polacos que, celebrando hoy la tradicional Jornada del Papa, pueden alegrarse con el don de un nuevo santo: Segismundo Félix Felinski. Encomiendo a su protección a la Iglesia en Polonia y a toda la nación. ¡Que Dios os bendiga!

Queridos hermanos y hermanas, la Virgen María es la estrella que orienta todo itinerario de santidad. Su "fiat" es modelo de perfecta adhesión a la voluntad divina y su "Magníficat" expresa el canto de júbilo de la Iglesia, que ya en esta tierra se alegra por las grandes obras de Dios y en el cielo alaba eternamente su gloria. A la Madre de Cristo nos dirigimos con confianza filial, invocando, por su intercesión y la de los nuevos santos, paz y salvación.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:25 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 18-10-2009

Plaza de San Pedro
Domingo 18 de octubre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Hoy, tercer domingo de octubre, se celebra la Jornada mundial de las misiones, que constituye para todas las comunidades eclesiales y para cada cristiano una fuerte llamada al compromiso de anunciar y testimoniar el Evangelio a todos, en particular a los que todavía no lo conocen. En el Mensaje que escribí para esta ocasión me inspiré en una expresión del Libro del Apocalipsis, que a su vez se hace eco de una profecía de Isaías: "Las naciones caminarán a su luz" (Ap 21, 24). La luz de la que se habla es la de Dios, revelada por el Mesías y reflejada en el rostro de la Iglesia, representada como la nueva Jerusalén, ciudad maravillosa en la que resplandece con toda su plenitud la gloria de Dios. Es la luz del Evangelio, que orienta el camino de los pueblos y los guía hacia la formación de una gran familia, en la justicia y la paz, bajo la paternidad del único Dios bueno y misericordioso. La Iglesia existe para anunciar este mensaje de esperanza a toda la humanidad, que en nuestro tiempo "ha logrado grandes conquistas, pero parece haber perdido el sentido de las realidades últimas y de la misma existencia" (Juan Pablo II, Redemptoris missio, 2).

En el mes de octubre, especialmente en este domingo, la Iglesia universal pone de relieve su vocación misionera. Guiada por el Espíritu Santo, se sabe llamada a proseguir la obra de Jesús mismo anunciando el Evangelio del reino de Dios, que "es justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo" (Rm 14, 17). Este reino ya está presente en el mundo como fuerza de amor, de libertad, de solidaridad, de respeto a la dignidad de cada hombre, y la comunidad eclesial siente con fuerza en el corazón la urgencia de trabajar para que la soberanía de Cristo se realice plenamente. Todos sus miembros y articulaciones cooperan en ese proyecto, según los diversos estados de vida y los carismas.

En esta Jornada mundial de las misiones quiero recordar a los misioneros y misioneras —sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos voluntarios— que consagran su existencia a llevar el Evangelio al mundo, afrontando también incomodidades y dificultades y a veces incluso verdaderas persecuciones. Pienso, entre otros, en don Ruggero Ruvoletto, sacerdote fidei donum, recientemente asesinado en Brasil; en el padre Michael Sinnott, religioso, secuestrado hace pocos días en Filipinas. Y ¿cómo no pensar en lo que se está planteando en el Sínodo de los obispos para África respecto al sacrificio extremo y al amor a Cristo y a su Iglesia? Agradezco a las Obras misionales pontificias el valioso servicio que prestan a la animación y a la formación misionera. Invito, además, a todos los cristianos a un gesto material y espiritual de compartir para ayudar a las Iglesias jóvenes de los países más pobres.

Queridos amigos, hoy, 18 de octubre, también es la fiesta de san Lucas evangelista que, además del Evangelio, escribió los Hechos de los Apóstoles, para narrar la expansión del mensaje cristiano hasta los confines del mundo entonces conocido. Invoquemos su intercesión, junto con la de san Francisco Javier, la de santa Teresa del Niño Jesús, patronos de las misiones, y la de la Virgen María, para que la Iglesia siga difundiendo la luz de Cristo entre todos los pueblos. Os pido, también, que recéis por la Asamblea especial para África del Sínodo de los obispos, que se está celebrando estas semanas aquí, en el Vaticano.

Después del Ángelus

(En francés)

El Ángelus me da la alegría de saludaros, queridos peregrinos de lengua francesa. Celebramos hoy la Jornada mundial de las misiones. Cristo en el Evangelio nos recuerda que el Hijo del hombre vino para servir. Nuestra fidelidad a Cristo no nos debe llevar a buscar los honores, la notoriedad, la fama, sino que nos invita a comprender y a hacer comprender que la verdadera grandeza se encuentra en el servicio y en el amor al prójimo. En el corazón del Sínodo para África, invoquemos a la Virgen María, Nuestra Señora de África, para que dé frutos abundantes. ¡Que Dios os bendiga!

(En inglés)

Doy una cordial bienvenida a todos los peregrinos de habla inglesa presentes en este Ángelus. La liturgia de hoy nos recuerda que Jesús, compartiendo en todo nuestra humanidad, se compadece de nuestras debilidades y entiende nuestra lucha contra la tentación. En este Domingo mundial de las misiones, dirijámonos a él en oración y aproximémonos a su trono de gracia, para recibir su misericordia y proclamar el Evangelio del amor en todo el mundo.

(En alemán)

Con alegría doy la bienvenida a todos los hermanos y hermanas de lengua alemana. La Jornada mundial de las misiones, que celebramos hoy, nos recuerda que la misión es la base de la vida de la Iglesia. En fidelidad a la misión del Señor, predicar su Evangelio es para nosotros una prioridad y una urgencia. A los cristianos bautizados y confirmados nos corresponde llevar a los pueblos de la tierra y a todos los que nos rodean a Jesucristo, que es la salvación del mundo, la paz, la unidad, la reconciliación, y da nueva vida. Pidamos al Espíritu Santo que reavive en nosotros el celo, la valentía y el entusiasmo para predicar el Evangelio. ¡Dios os bendiga a todos!

(En español)

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, en particular a los fieles de la Hermandad del Señor de los Milagros, de Roma; a los miembros de la Hermandad de la Virgen de la Amargura, de Lorca; y al grupo de jóvenes españoles y latinoamericanos que trabajan pastoralmente en la defensa de la vida. En este domingo la Iglesia celebra la Jornada mundial de las misiones. Os invito a todos a orar por tantos sacerdotes, religiosos y laicos, que han entregado su vida a la evangelización de los pueblos. Encomiendo a la protección maternal de María santísima, que durante este mes invocamos especialmente con el título de Nuestra Señora del Rosario, a todos los misioneros del mundo, para que no les falte nunca nuestro apoyo espiritual y material en su difícil tarea apostólica.

(En polaco)

Queridos hermanos polacos: "Las naciones caminarán en su luz" (Ap 21, 24). Con el espíritu del lema de la Jornada mundial de las misiones de este año, pidamos en la oración que la luz de Cristo ilumine a toda la comunidad humana. Que su Evangelio ayude a las personas de todos los continentes a convertirse en una gran familia, para que todos los pueblos descubran en Dios a un Padre que los ama. Agradeciéndoos la ayuda espiritual y material para las misiones, os imparto de corazón a todos una bendición.

(En italiano)

Dirijo un cordial saludo a los Clérigos Regulares de la Madre de Dios, venidos para la clausura del IV centenario de la muerte de su fundador, san Juan Leonardi. Queridos hermanos, con vosotros están también los alumnos de todos los colegios de Propaganda Fide, acompañados por el cardenal Ivan Dias, prefecto de la Congregación para la evangelización de los pueblos, así como los representantes de los farmacéuticos, cuyo patrono es san Juan Leonardi. Os exhorto a todos a seguirlo en el camino de la santidad y a imitar su celo misionero. Saludo con afecto a todos los peregrinos de lengua italiana, en particular a la Comunidad Cenáculo, que desde hace tantos años ayuda a los jóvenes, especialmente a los que han caído en el abismo de las drogas, a volver al camino de la vida encontrándose con Jesucristo.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:27 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 25-10-2009

Plaza de San Pedro
Domingo 25 de octubre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Hace poco, con la celebración eucarística en la basílica de San Pedro, ha concluido la II Asamblea especial para África del Sínodo de los obispos. Tres semanas de oración y de escucha recíproca, para discernir lo que el Espíritu Santo dice hoy a la Iglesia que vive en el continente africano, pero al mismo tiempo a la Iglesia universal. Los padres sinodales, venidos de todos los países de África, han presentado la rica realidad de las Iglesias locales. Juntos hemos compartido sus alegrías por el dinamismo de las comunidades cristianas, que continúan creciendo en cantidad y calidad. Damos gracias a Dios por el impulso misionero que ha encontrado terreno fértil en numerosas diócesis y que se expresa en el envío de misioneros a otros países africanos y a otros continentes. Se ha dado un relieve particular a la familia, que también en África constituye la célula primaria de la sociedad, pero que hoy se encuentra amenazada por corrientes ideológicas procedentes también del exterior. Y ¿qué decir de los jóvenes expuestos a este tipo de presión, influenciados por modelos de pensamiento y de comportamiento que contrastan con los valores humanos y cristianos de los pueblos africanos? Naturalmente, se han presentado en la Asamblea los problemas actuales de África y su gran necesidad de reconciliación, de justicia y de paz. Precisamente a esto la Iglesia responde volviendo a proponer, con renovado vigor, el anuncio del Evangelio y la acción de promoción humana. Animada por la Palabra de Dios y por la Eucaristía, se esfuerza por lograr que nadie se vea privado de lo necesario para vivir y que todos puedan llevar una vida digna del ser humano.

Recordando el viaje apostólico que realicé a Camerún y Angola el pasado mes de marzo, y que tenía también como objetivo poner en marcha la preparación inmediata del segundo Sínodo para África, hoy deseo dirigirme a todas las poblaciones africanas, en particular a quienes comparten la fe cristiana, para entregarles idealmente el Mensaje final de esta Asamblea sinodal. Es un Mensaje que parte de Roma, sede del Sucesor de Pedro, quien preside en la comunión universal, pero puede decirse, en un sentido no menos verdadero, que tiene su origen en África, de donde recoge las experiencias, las expectativas, los proyectos, y ahora vuelve a África, llevando la riqueza de un acontecimiento de profunda comunión en el Espíritu Santo. Queridos hermanos y hermanas que me escucháis desde África, encomiendo de modo especial a vuestra oración los frutos del trabajo de los padres sinodales, y os animo con las palabras del Señor Jesús: ¡sed sal y luz en la amada tierra africana!

Mientras concluye este Sínodo, deseo recordar ahora que el próximo año está prevista una Asamblea especial para Oriente Medio del Sínodo de los obispos. Con ocasión de mi visita a Chipre tendré el gusto de entregar el Instrumentum laboris de esa Asamblea. Demos gracias al Señor, que no se cansa nunca de edificar su Iglesia en la comunión, e invoquemos con confianza la intercesión maternal de la Virgen María.

Después del rezo del Ángelus

(Saludo a los fieles reunidos en la plaza del Duomo de Milán con motivo de la beatificación del sacerdote don Carlo Gnocchi)

Dirijo ante todo un saludo especial a los miles de fieles reunidos en Milán, en la plaza del Duomo, donde esta mañana se celebró la liturgia de beatificación del sacerdote don Carlo Gnocchi. Fue ante todo un gran educador de muchachos y jóvenes. En la segunda guerra mundial se convirtió en capellán de los Alpinos, con quienes hizo la trágica retirada de Rusia, salvándose milagrosamente de la muerte. Fue entonces cuando se propuso dedicarse enteramente a una obra de caridad. Así, en la Milán en reconstrucción, don Gnocchi trabajó para "restaurar la persona humana" recogiendo a los muchachos huérfanos y mutilados, y ofreciéndoles asistencia y formación. Se entregó completamente hasta el final y, al morir, donó las córneas a dos muchachos ciegos. Su obra ha seguido desarrollándose y hoy la Fundación Don Gnocchi está en la vanguardia de la asistencia a las personas de toda edad que necesitan terapias de rehabilitación. A la vez que saludo al cardenal Tettamanzi, arzobispo de Milán, me alegro con toda la Iglesia ambrosiana, hago mío el lema de esta beatificación: "Junto a la vida, siempre".


(En español)

Saludo con afecto a los fieles de lengua española. Con la celebración eucarística en la basílica de San Pedro ha concluido esta mañana la II Asamblea especial para África del Sínodo de los obispos. En un clima de profunda y fraterna comunión eclesial, hemos escuchado testimonios elocuentes del gran dinamismo misionero de la Iglesia africana, así como de los importantes desafíos que tiene que afrontar en el momento presente. Pidamos al Señor, por intercesión de la santísima Virgen María, que conceda al pueblo de Dios en África un renovado impulso evangelizador, al servicio de la reconciliación y la paz. ¡Feliz domingo!


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:29 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 01-11-2009

SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS


Plaza de San Pedro
Domingo 1 de noviembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Este domingo coincide con la solemnidad de Todos los Santos, que invita a la Iglesia peregrina en la tierra a gozar anticipadamente de la fiesta sin fin de la comunidad celestial y a reavivar la esperanza en la vida eterna. Este año se celebran catorce siglos desde que el Panteón —uno de los más antiguos y célebres monumentos romanos— fue destinado al culto cristiano y dedicado a la Virgen María y a todos los mártires: "Sancta Maria ad Martyres". De este modo, el templo de todas las divinidades paganas se convirtió en el lugar donde se recuerda a los que, como dice el libro del Apocalipsis, "vienen de la gran tribulación y han lavado sus vestiduras, blanqueándolas con la sangre del Cordero" (Ap 7, 14). Posteriormente, la celebración de todos los mártires se extendió a todos los santos, "una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas" (Ap 7, 9), como dice también san Juan. En este Año sacerdotal, me complace recordar con especial veneración a los santos sacerdotes, tanto a los que la Iglesia ha canonizado, proponiéndolos como ejemplo de virtudes espirituales y pastorales, como a los —mucho más numerosos— que conoce sólo el Señor. Cada uno de nosotros conserva el grato recuerdo de alguno de ellos, que nos ha ayudado a crecer en la fe y nos ha hecho sentir la bondad y la cercanía de Dios.

Mañana nos espera la conmemoración anual de todos los fieles difuntos. Quiero invitar a vivir este día según el auténtico espíritu cristiano, es decir, en la luz que proviene del Misterio pascual. Cristo murió y resucitó, y nos abrió el camino hacia la casa del Padre, el Reino de la vida y de la paz. Quien sigue a Jesús en esta vida es acogido donde él nos ha precedido. Así pues, cuando visitemos los cementerios, recordemos que allí, en las tumbas, descansan sólo los restos mortales de nuestros seres queridos, en espera de la resurrección final. Sus almas —como dice la Escritura— ya "están en las manos de Dios" (Sb 3, 1). Por lo tanto, el modo más propio y eficaz de honrarlos es rezar por ellos, ofreciendo actos de fe, de esperanza y de caridad. En unión con el Sacrificio eucarístico, podemos interceder por su salvación eterna y experimentar la más profunda comunión, en espera de reunirnos con ellos, a fin de gozar para siempre del Amor que nos ha creado y redimido.

Queridos amigos, ¡qué hermosa y consoladora es la comunión de los santos! Es una realidad que infunde una dimensión distinta a toda nuestra vida. ¡Nunca estamos solos! Formamos parte de una "compañía" espiritual en la que reina una profunda solidaridad: el bien de cada uno redunda en beneficio de todos y, viceversa, la felicidad común se irradia sobre cada persona. Es un misterio que, en cierta medida, ya podemos experimentar en este mundo, en la familia, en la amistad, especialmente en la comunidad espiritual de la Iglesia. Que María santísima nos ayude a caminar con paso ligero por el camino de la santidad y se muestre Madre de misericordia para las almas de los difuntos.

Después del Ángelus

Han pasado exactamente diez años desde que, el 31 de octubre de 1999, en Augsburgo, altos representantes de la Federación luterana mundial y de la Iglesia católica firmaron la Declaración conjunta sobre la doctrina de la justificación. Más tarde, en 2006, también se adhirió a ella el Consejo metodista mundial. Ese documento confirmó que existía un consenso entre luteranos y católicos sobre algunas verdades fundamentales de la doctrina de la justificación, verdades que nos llevan al corazón mismo del Evangelio y a cuestiones esenciales de nuestra vida. Dios nos acoge y nos redime; nuestra existencia se inscribe en el horizonte de la gracia, es dirigida por un Dios misericordioso, que perdona nuestro pecado y nos llama a una nueva vida en el seguimiento de su Hijo; vivimos de la gracia de Dios y estamos llamados a responder a su don; todo esto nos libera del miedo y nos infunde esperanza y valentía en un mundo lleno de incertidumbre, inquietud y sufrimiento. El día de la firma de la Declaración conjunta, el siervo de Dios Juan Pablo II la definió "una piedra miliar en el arduo camino del restablecimiento de la unidad plena entre los cristianos" (Ángelus, 31 de octubre de 1999: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 5 de noviembre de 1999, p. 1). Este aniversario es una ocasión para recordar la verdad sobre la justificación del hombre, testimoniada juntos, para reunirnos en celebraciones ecuménicas y para seguir profundizando en esta temática y otras que son objeto del diálogo ecuménico. Espero de corazón que este importante aniversario contribuya a hacernos avanzar por el camino de la unidad plena y visible de todos los discípulos de Cristo.

(En lengua española)

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española que participan en esta oración mariana. En la solemnidad de Todos los Santos, os invito a contemplar a los mejores hijos de la Iglesia, que nos estimulan con su ejemplo y ayudan con su intercesión a vivir para alabanza de la Trinidad, rechazando lo que es indigno de nuestra condición de cristianos y tendiendo con humildad a la perfección del amor. Sin complejos ni mediocridades, seguid con alegría las huellas de Cristo, haciéndoos conformes a su imagen y siendo obedientes en todo a la voluntad del Padre. ¡No tengáis miedo a ser santos! Es el mejor servicio que podéis prestar a vuestros hermanos.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:31 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 08-10-2009

VISITA PASTORAL A BRESCIA Y CONCESIO


Plaza Pablo VI - Brescia
Domingo 8 de noviembre de 2009


Al concluir esta solemne celebración, doy cordialmente las gracias a quienes se han encargado de la animación litúrgica y a quienes de diferentes maneras han colaborado en la preparación y realización de mi visita pastoral aquí, a Brescia. ¡Gracias a todos! Saludo también a quienes nos siguen a través de la radio y la televisión, así como a quienes están en la plaza de San Pedro, de manera especial a los numerosos voluntarios de la Unión nacional "Pro Loco" de Italia. En este momento del Ángelus deseo recordar la profunda devoción que el siervo de Dios Giovanni Battista Montini tenía por la Virgen María. Celebró su primera misa en el santuario de Santa María de las Gracias, corazón mariano de vuestra ciudad, no muy lejos de esta plaza. De ese modo, puso su sacerdocio bajo la protección materna de la Madre de Jesús, y este vínculo lo acompañó toda la vida.

A medida que sus responsabilidades eclesiales aumentaban, iba madurando una visión cada vez más amplia y orgánica de la relación entre la santísima Virgen María y el misterio de la Iglesia. Desde esta perspectiva, es memorable el discurso de clausura de la tercera etapa del concilio Vaticano II, el 21 de noviembre de 1964. En esa sesión, se promulgó la constitución Lumen gentium sobre la Iglesia, que, según palabras de Pablo VI, "tiene como vértice y corona todo un capítulo dedicado a la Virgen". El Papa observó que se trataba de la síntesis más extensa de la doctrina mariana elaborada por un concilio ecuménico, con el fin de "manifestar el rostro de la santa Iglesia, a la que María está íntimamente unida" (Enchiridion Vaticanum, Bolonia 1979, p. [185], nn. 300-302; "Concilio Vaticano II. Constituciones, Decretos. Declaraciones", BAC, Madrid 1968, p. 1077). En ese contexto proclamó a María santísima "Madre de la Iglesia" (cf. ib., n. 306), subrayando, con profunda sensibilidad ecuménica, que "la devoción a María... es un medio esencialmente ordenado a orientar las almas hacia Cristo y de esta forma unirlas al Padre, en el amor del Espíritu Santo" (ib., n. 315).

Recordando esas palabras de Pablo VI, también nosotros elevamos hoy nuestra oración: Virgen María, Madre de la Iglesia, te encomendamos a esta Iglesia bresciana y a toda la población de esta región. Acuérdate de todos tus hijos; avala sus oraciones ante Dios; conserva sólida su fe; fortifica su esperanza; aumenta su caridad. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María! (cf. ib., nn. 317.320.325).


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:32 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 15-11-2009

Plaza de San Pedro
Domingo 15 de noviembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Hemos llegado a las últimas dos semanas del año litúrgico. Demos gracias al Señor porque nos ha concedido recorrer , una vez más, este camino de fe —antiguo y siempre nuevo— en la gran familia espiritual de la Iglesia. Es un don inestimable, que nos permite vivir en la historia el misterio de Cristo, acogiendo en los surcos de nuestra existencia personal y comunitaria la semilla de la Palabra de Dios, semilla de eternidad que transforma desde dentro este mundo y lo abre al reino de los cielos. En el itinerario de las lecturas bíblicas dominicales, este año nos ha acompañado el evangelio de san Marcos, que hoy presenta una parte del discurso de Jesús sobre el final de los tiempos. En este discurso hay una frase que impresiona por su claridad sintética: "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán" (Mc 13, 31). Detengámonos un momento a reflexionar sobre esta profecía de Cristo.

La expresión "el cielo y la tierra" aparece con frecuencia en la Biblia para indicar todo el universo, todo el cosmos. Jesús declara que todo esto está destinado a "pasar". No sólo la tierra, sino también el cielo, que aquí se entiende en sentido cósmico, no como sinónimo de Dios. La Sagrada Escritura no conoce ambigüedad: toda la creación está marcada por la finitud, incluidos los elementos divinizados por las antiguas mitologías: en ningún caso se confunde la creación y el Creador, sino que existe una diferencia precisa. Con esta clara distinción, Jesús afirma que sus palabras "no pasarán", es decir, están de la parte de Dios y, por consiguiente, son eternas. Aunque fueron pronunciadas en su existencia terrena concreta, son palabras proféticas por antonomasia, como afirma en otro lugar Jesús dirigiéndose al Padre celestial: "Las palabras que tú me diste se las he dado a ellos, y ellos las han aceptado y han reconocido verdaderamente que vengo de ti, y han creído que tú me has enviado" (Jn 17, 8).

En una célebre parábola, Cristo se compara con el sembrador y explica que la semilla es la Palabra (cf. Mc 4, 14): quienes oyen la Palabra, la acogen y dan fruto (cf. Mc 4, 20), forman parte del reino de Dios, es decir, viven bajo su señorío; están en el mundo, pero ya no son del mundo; llevan dentro una semilla de eternidad, un principio de transformación que se manifiesta ya ahora en una vida buena, animada por la caridad, y al final producirá la resurrección de la carne. Este es el poder de la Palabra de Cristo.

Queridos amigos, la Virgen María es el signo vivo de esta verdad. Su corazón fue "tierra buena" que acogió con plena disponibilidad la Palabra de Dios, de modo que toda su existencia, transformada según la imagen del Hijo, fue introducida en la eternidad, cuerpo y alma, anticipando la vocación eterna de todo ser humano. Ahora, en la oración, hagamos nuestra su respuesta al ángel: "Hágase en mí según tu palabra" (Lc 1, 38), para que, siguiendo a Cristo por el camino de la cruz, también nosotros alcancemos la gloria de la resurrección.

Después del Ángelus

(En lengua italiana)

Ante todo dirijo un cordial saludo a los participantes en la asamblea plenaria de la Comisión episcopal europea para los medios de comunicación, cuyos trabajos se han llevado a cabo en estos días en el Vaticano. Queridos hermanos, habéis abordado el tema de la cultura de internet y la comunicación en la Iglesia. Os agradezco vuestra cualificada contribución sobre esta temática de gran actualidad.

También deseo recordar que hoy tiene lugar en Ivrea, en Piamonte, la celebración nacional de la Jornada de acción de gracias. Me complace unirme espiritualmente a quienes están agradecidos al Señor por los frutos de la tierra y del trabajo del hombre, renovando la invitación apremiante a respetar el ambiente natural, un valioso recurso encomendado a nuestra responsabilidad.

(En lengua francesa)

En este final del año litúrgico, que se acerca, se nos invita a recordar que el tiempo pasa, no para lamentarlo sino para apreciar toda su novedad. En el Evangelio de hoy Jesús nos dice que es inútil preguntarse por el final de los tiempos. Vivamos cada instante de nuestra vida bajo la mirada de Cristo. Al entregarnos su vida, ha dado cumplimiento a todo. Él es nuestra esperanza, pues cada día él introduce nuestra historia en la eternidad. Que Dios os bendiga a vosotros y a todos vuestros seres queridos. ¡Feliz domingo!

(En lengua inglesa)

Extiendo mi más cordial saludo a los peregrinos de lengua inglesa presentes aquí hoy. Durante este mes de noviembre recordamos especialmente las santas almas del Purgatorio. En estos días hemos rezado por aquellos que perdieron su vida en la guerra, y en esta Jornada mundial en recuerdo de las víctimas de los accidentes de tráfico, rezamos por todos los que han muerto o sufrido heridas y lesiones en accidentes de carretera. Al encomendar sus almas a la misericordia de Dios todopoderoso, imploramos el consuelo divino para sus familias y sus seres queridos. Para aquellos que habéis recorrido largas distancias para estar aquí hoy, pido al Señor que os proteja en vuestro viaje de regreso. Que el Señor os bendiga a todos vosotros, así como a vuestras familias y amigos.

(En lengua alemana)

Saludo cordialmente a los hermanos y hermanas de lengua alemana. En Dios los hombres encontramos la verdadera libertad y la alegría constante. Vivir según la voluntad de Dios hace libres y en servirlo con fidelidad consiste el gozo pleno y verdadero (cf. Oración colecta). Esto lo queremos comprender nuevamente con el corazón mirando a Cristo. Él nos enseña y muestra cómo debemos amar al prójimo. Jesucristo es el camino que lleva a una vida plena y feliz.

(En lengua española)

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española que participan en esta oración mariana, en particular a los fieles provenientes de Colombia, y a quienes se unen a ella a través de la radio y la televisión. Que la contemplación del misterio de Cristo y la meditación asidua de la Palabra de Dios acreciente en nosotros el deseo de servirle para que, a ejemplo de la Virgen María, fundemos nuestra vida sobre la roca firme de la fe y aceptemos con prontitud la voluntad amorosa de Dios. ¡Muchas gracias y feliz domingo!

(En lengua húngara)

Saludo con afecto al grupo de fieles de la Parroquia de san László en Budapest. Queridos hermanos, renacidos en el bautismo, vivid la buena nueva del Evangelio en una sociedad secularizada.

(En lengua polaca)

Saludo cordialmente a los fieles polacos. Hoy celebramos la Jornada mundial en recuerdo de las víctimas de los accidentes de carretera. Encomiendo a los difuntos a la misericordia de Dios. Exhorto a todos aquellos que viajan por las carreteras del mundo a ser prudentes, en el espíritu de responsabilidad por el don de la salud y de la propia vida y de la de los demás. Que el Señor proteja a los que viajan y bendiga a todos.

(En italiano)

Hoy, aquí en la plaza, también están presentes el cardenal Adrianus Simonis con algunos prelados, autoridades civiles y fieles de Holanda, que celebran en estos días a su patrón san Willibrordo, recordando su presencia aquí en Roma en la Iglesia nacional de San Miguel y San Magno de los Frisones. Exhorto a todos a ser siempre piedras vivas de la Iglesia de Cristo y a intensificar los vínculos de comunión con la sede del Apóstol san Pedro.

Saludo también con afecto a los peregrinos de lengua italiana, en particular a los fieles procedentes de Trieste, Cingoli y Pizzo Calabro. Querido hermanos, que la visita a la tumba de san Pedro fortalezca en cada uno de vosotros la fe y el testimonio evangélico. Os deseo a todos un feliz domingo.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:34 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 22-11-2009

SOLEMNIDAD DE JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO


Plaza de San Pedro
Domingo 22 de noviembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

En este último domingo del año litúrgico celebramos la solemnidad de Jesucristo, Rey del universo, una fiesta de institución relativamente reciente, pero que tiene profundas raíces bíblicas y teológicas. El título de "rey", referido a Jesús, es muy importante en los Evangelios y permite dar una lectura completa de su figura y de su misión de salvación. Se puede observar una progresión al respecto: se parte de la expresión "rey de Israel" y se llega a la de rey universal, Señor del cosmos y de la historia; por lo tanto, mucho más allá de las expectativas del pueblo judío. En el centro de este itinerario de revelación de la realeza de Jesucristo está, una vez más, el misterio de su muerte y resurrección. Cuando crucificaron a Jesús, los sacerdotes, los escribas y los ancianos se burlaban de él diciendo: "Es el rey de Israel: que baje ahora de la cruz y creeremos en él" (Mt 27, 42). En realidad, precisamente porque era el Hijo de Dios, Jesús se entregó libremente a su pasión, y la cruz es el signo paradójico de su realeza, que consiste en la voluntad de amor de Dios Padre por encima de la desobediencia del pecado. Precisamente ofreciéndose a sí mismo en el sacrificio de expiación Jesús se convierte en el Rey del universo, como declarará él mismo al aparecerse a los Apóstoles después de la resurrección: "Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra." (Mt 28, 18).

Pero, ¿en qué consiste el "poder" de Jesucristo Rey? No es el poder de los reyes y de los grandes de este mundo; es el poder divino de dar la vida eterna, de librar del mal, de vencer el dominio de la muerte. Es el poder del Amor, que sabe sacar el bien del mal, ablandar un corazón endurecido, llevar la paz al conflicto más violento, encender la esperanza en la oscuridad más densa. Este Reino de la gracia nunca se impone y siempre respeta nuestra libertad. Cristo vino "para dar testimonio de la verdad" (Jn 18, 37) —como declaró ante Pilato—: quien acoge su testimonio se pone bajo su "bandera", según la imagen que gustaba a san Ignacio de Loyola. Por lo tanto, es necesario —esto sí— que cada conciencia elija: ¿a quién quiero seguir? ¿A Dios o al maligno? ¿La verdad o la mentira? Elegir a Cristo no garantiza el éxito según los criterios del mundo, pero asegura la paz y la alegría que sólo él puede dar. Lo demuestra, en todas las épocas, la experiencia de muchos hombres y mujeres que, en nombre de Cristo, en nombre de la verdad y de la justicia, han sabido oponerse a los halagos de los poderes terrenos con sus diversas máscaras, hasta sellar su fidelidad con el martirio.

Queridos hermanos y hermanas, cuando el ángel Gabriel llevó el anuncio a María, le predijo que su Hijo heredaría el trono de David y reinaría para siempre (cf. Lc 1, 32-33). Y la Virgen santísima creyó antes de darlo al mundo. Sin duda se preguntó qué nuevo tipo de realeza sería la de Jesús, y lo comprendió escuchando sus palabras y sobre todo participando íntimamente en el misterio de su muerte en la cruz y de su resurrección. Pidamos a María que nos ayude también a nosotros a seguir a Jesús, nuestro Rey, como hizo ella, y a dar testimonio de él con toda nuestra existencia.

Después del Ángelus

Hoy, en Nazaret, se celebra la ceremonia de beatificación de sor María Alfonsina Danil Ghattas, que nació en Jerusalén en 1843 en una familia cristiana de diecinueve hijos. Muy pronto descubrió la vocación a la vida religiosa, por la que se apasionó a pesar de las dificultades iniciales que le planteó su familia. Fundó una congregación formada sólo por mujeres del lugar, con la finalidad de la enseñanza religiosa, para vencer el analfabetismo y elevar las condiciones de la mujer de aquel tiempo en la tierra donde Jesús mismo exaltó su dignidad. Punto central de la espiritualidad de esta nueva beata es su intensa devoción a la Virgen María, modelo luminoso de vida totalmente consagrada a Dios: el santo rosario era su oración continua, su ancla de salvación, su fuente de gracias. La beatificación de esta figura de mujer tan significativa es un consuelo especialmente para la comunidad católica en Tierra Santa y una invitación a encomendarse siempre, con esperanza firme, a la divina Providencia y a la protección materna de María.

Ayer, memoria de la Presentación de la Santísima Virgen María en el templo, se celebró la Jornada pro orantibus, en favor de las comunidades religiosas de clausura. Aprovecho de buen grado la ocasión para dirigirles mi saludo cordial, renovando a todos la invitación a sostenerlas en sus necesidades. En esta circunstancia, me alegra también dar las gracias públicamente a las monjas que se han sucedido en el pequeño monasterio del Vaticano: clarisas, carmelitas, benedictinas y, desde hace poco, visitandinas. Vuestra oración, queridas hermanas, es muy valiosa para mi ministerio.

(En francés), , , e :

Queridos peregrinos de lengua francesa, sed bienvenidos. En esta solemnidad de Cristo, Rey del universo, el Evangelio nos invita a contemplar al Crucificado y a dejarnos salvar humildemente por él. De este modo podremos acceder a su reino de luz. Gracias a que Cristo se rebajó a una muerte en la cruz podemos descubrir todo su poder divino. Encomendémonos a la Virgen María, nuestra Madre y nuestra Reina, a fin de que nos lleve al reino de justicia y de paz de su Hijo Jesús.

(En inglés)

Me alegra dar la bienvenida a los peregrinos y visitantes de lengua inglesa presentes en este Ángelus en la solemnidad de Cristo Rey. Su reino no se construye con el poder de este mundo, sino que viene cuando aceptamos la presencia de Dios en nuestro corazón y vivimos en su luz. Esforcémonos por seguir fielmente los pasos de Cristo, Rey servidor, y demos testimonio constante de su amor misericordioso y de su verdad salvadora. Que el Señor os bendiga a todos.

(En alemán)

Saludo de corazón a todos los peregrinos de lengua alemana reunidos en la plaza de San Pedro. Con la solemnidad de Cristo Rey se concluye el año litúrgico. Cristo vino al mundo para testimoniar con su vida la verdad y el amor de Dios. Escuchemos su voz y oremos por la venida del "reino de verdad y de vida, de santidad y de gracia, de justicia, de amor y de paz" (Prefacio). Que Cristo, el Señor del cielo y de la tierra, nos dé su caridad y su amor.

(En español)

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, en particular a los fieles de las parroquias de Santo Tomás Apóstol y Santo Domingo Savio, de Valencia. Con la festividad de Jesucristo, Rey del universo, concluimos el año litúrgico, ensalzando una vez más el señorío de Cristo. Él es "el Alfa y Omega, el que es, el que era y el que viene, el Todopoderoso", como escuchamos este domingo en la lectura del libro del Apocalipsis. Os invito a que, a imitación de la Virgen María, "la esclava del Señor", sirváis continuamente a Dios y a los hermanos y, junto con toda la creación, glorifiquéis con vuestras vidas al Rey del universo. Muchas gracias y feliz domingo.

(En polaco)

Queridos hermanos y hermanas polacos, la solemnidad de Jesucristo, Rey del universo, nos recuerda que la meta de las aspiraciones del hombre no es el reino terreno de la violencia, del dinero o de los placeres mundanos, sino el reino de Dios: "de verdad y de vida, de santidad y de gracia, de justicia, de amor y de paz". Que nuestra vida sea testimonio de la realización de este mensaje evangélico. Que Cristo Rey nos bendiga.

(En italiano)

Por último, dirijo un saludo cordial a los peregrinos de lengua italiana, en particular a los fieles que han venido de Berchiddeddu —diócesis de Ozieri— y de las parroquias romanas de la Ascensión y de los santos Antonio y Aníbal María Di Francia. Saludo también a los participantes en el encuentro promovido por el Movimiento cristiano de los trabajadores sobre la realidad de los trabajadores inmigrantes. Os deseo a todos un feliz domingo.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:35 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 29-11-2009

Primer domingo de Adviento,
29 de noviembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Este domingo iniciamos, por gracia de Dios, un nuevo Año litúrgico, que se abre naturalmente con el Adviento, tiempo de preparación para el nacimiento del Señor. El concilio Vaticano II, en la constitución sobre la liturgia, afirma que la Iglesia "en el ciclo del año desarrolla todo el misterio de Cristo, desde la Encarnación y la Navidad hasta la Ascensión, el día de Pentecostés y la expectativa de la feliz esperanza y venida del Señor". De esta manera, "al conmemorar los misterios de la Redención, abre la riqueza del poder santificador y de los méritos de su Señor, de modo que se los hace presentes en cierto modo, durante todo tiempo, a los fieles para que los alcancen y se llenen de la gracia de la salvación" (Sacrosanctum Concilium, 102). El Concilio insiste en que el centro de la liturgia es Cristo, como el sol en torno al cual, al estilo de los planetas, giran la santísima Virgen María —la más cercana— y luego los mártires y los demás santos que "cantan la perfecta alabanza a Dios en el cielo e interceden por nosotros" (ib., 104).

Esta es la realidad del Año litúrgico vista, por decirlo así, "desde la perspectiva de Dios". Y, desde la perspectiva del hombre, de la historia y de la sociedad, ¿qué importancia puede tener? La respuesta nos la sugiere precisamente el camino del Adviento, que hoy emprendemos. El mundo contemporáneo necesita sobre todo esperanza: la necesitan los pueblos en vías de desarrollo, pero también los económicamente desarrollados. Cada vez caemos más en la cuenta de que nos encontramos en una misma barca y debemos salvarnos todos juntos. Sobre todo al ver derrumbarse tantas falsas seguridades, nos damos cuenta de que necesitamos una esperanza fiable, y esta sólo se encuentra en Cristo, quien, como dice la Carta a los Hebreos, "es el mismo ayer, hoy y siempre" (Hb 13, 8). El Señor Jesús vino en el pasado, viene en el presente y vendrá en el futuro. Abraza todas las dimensiones del tiempo, porque ha muerto y resucitado, es "el Viviente" y, compartiendo nuestra precariedad humana, permanece para siempre y nos ofrece la estabilidad misma de Dios. Es "carne" como nosotros y es "roca" como Dios. Quien anhela la libertad, la justicia y la paz puede cobrar ánimo y levantar la cabeza, porque se acerca la liberación en Cristo (cf. Lc 21, 28), como leemos en el Evangelio de hoy. Así pues, podemos afirmar que Jesucristo no sólo atañe a los cristianos, o sólo a los creyentes, sino a todos los hombres, porque él, que es el centro de la fe, es también el fundamento de la esperanza. Y todo ser humano necesita constantemente la esperanza.

Queridos hermanos y hermanas, la Virgen María encarna plenamente la humanidad que vive en la esperanza basada en la fe en el Dios vivo. Ella es la Virgen del Adviento: está bien arraigada en el presente, en el "hoy" de la salvación; en su corazón recoge todas las promesas pasadas y se proyecta al cumplimiento futuro. Sigamos su ejemplo, para entrar de verdad en este tiempo de gracia y acoger, con alegría y responsabilidad, la venida de Dios a nuestra historia personal y social.




Después del Ángelus

El próximo 1 de diciembre se celebra el Día mundial contra el sida. Mi pensamiento y mi oración se dirigen a todas las personas afectadas por esta enfermedad, en particular a los niños, a los más pobres, a los que son rechazados. La Iglesia no cesa en su empeño de combatir el sida a través de sus instituciones y del personal dedicado a ello. Exhorto a todos a dar su contribución con la oración y la atención concreta, para que los que están afectados por el virus vih experimenten la presencia del Señor que da consuelo y esperanza. Deseo, por último, que, multiplicando y coordinando los esfuerzos, se llegue a detener y erradicar esta enfermedad.

(En francés)

Queridos peregrinos de lengua francesa, en este primer domingo de Adviento, estamos invitados a cobrar ánimo y a levantar la cabeza porque se acerca la venida de Dios entre nosotros. Cristo, nuestra esperanza, nuestro presente y nuestro futuro vendrá en cualquier momento. Velemos por tanto, para acogerlo. Dispongamos nuestro corazón para acogerlo cuando venga, y encomendemos a la Virgen María nuestro deseo de descubrir que su Hijo está muy cerca de nosotros en nuestra vida. A todos os deseo que viváis un buen Año litúrgico.

(En inglés)

Saludo cordialmente a todos los peregrinos y visitantes de habla inglesa presentes para el Ángelus. En este primer domingo de Adviento unámonos a María en oración confiada, atentos a la presencia de Jesús en nuestro mundo, conscientes de nuestra necesidad de crecer en compasión y misericordia, y dispuestos a aceptar la voluntad de Dios como signo de esperanza. Para vosotros y vuestras familias invoco abundantes bendiciones divinas de alegría y de paz.

(En alemán)

Con alegría saludo a todos los peregrinos y visitantes de lengua alemana. Con este domingo entramos en el tiempo litúrgico de Adviento. Adviento significa levantarse, despertar, salir de la noche. Así, esta vez, se nos invita en especial a dejar atrás la oscuridad de la tristeza y la falta de amor, y a abrirnos a la oración, a la escucha de la Palabra de Dios y a la recepción del sacramento de la Reconciliación, para que brille la luz de Cristo y el mundo sea iluminado con su amor. Que Dios os guarde a vosotros y a vuestras familias durante el tiempo de gracia del Adviento.

(En español)

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española que participan en esta oración mariana, así como a quienes se unen a ella a través de la radio y la televisión. Al comenzar el Adviento, invito a todos a avivar el deseo de salir al encuentro de Cristo, que viene, intensificando la oración, participando frecuentemente en la Eucaristía y dando un testimonio elocuente de caridad. Que a ello os ayude la intercesión de la Virgen santísima, a cuyas manos de Madre encomendamos el compromiso por la paz y la justicia entre los pueblos. ¡Feliz domingo!

(En polaco)

En el espíritu del Adviento, saludo a los polacos. Queridos hermanos, Cristo viene a cada uno de nosotros y a toda la humanidad como Salvador. Por eso el Evangelio de la liturgia de hoy nos invita: "Cobrad ánimo y levantad la cabeza, porque se acerca vuestra liberación" (Lc 21, 28). Que este pensamiento nos acompañe en el tiempo de la gozosa espera de la venida del Señor. Que Dios os bendiga.

(En italiano)

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua italiana, en particular a los que han participado en la marcha organizada por el Movimiento del amor familiar para manifestar amor profundo al Crucifijo, reconociendo su valor religioso, histórico y cultural. Saludo también a la asociación "Juntos para crecer" de Durazzano y al grupo "Reina de la paz" de Andria. A todos deseo un feliz domingo y un fructuoso camino de Adviento.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:37 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 06-12-2009

II Domingo de Adviento, Plaza de San Pedro
6 de diciembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

En este segundo domingo de Adviento, la liturgia propone el pasaje evangélico en el que san Lucas, por decirlo así, prepara la escena en la que Jesús está a punto de aparecer para comenzar su misión pública (cf. Lc 3, 1-6). El evangelista destaca la figura de Juan el Bautista, que fue el precursor del Mesías, y traza con gran precisión las coordenadas espacio-temporales de su predicación. San Lucas escribe:"En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato procurador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano, tetrarca de Iturea y de Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene; en el pontificado de Anás y Caifás, fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto" (Lc 3, 1-2). Dos cosas atraen nuestra atención. La primera es la abundancia de referencias a todas las autoridades políticas y religiosas de Palestina en los años 27 y 28 d.C. Evidentemente, el evangelista quiere mostrar a quien lee o escucha que el Evangelio no es una leyenda, sino la narración de una historia real; que Jesús de Nazaret es un personaje histórico que se inserta en ese contexto determinado. El segundo elemento digno de destacarse es que, después de esta amplia introducción histórica, el sujeto es "la Palabra de Dios", presentada como una fuerza que desciende de lo alto y se posa sobre Juan el Bautista.

Mañana celebraremos la memoria litúrgica de san Ambrosio, el gran obispo de Milán. Tomo de él un comentario a este texto evangélico: "El Hijo de Dios —escribe—, antes de reunir a la Iglesia, actúa ante todo en su humilde siervo. Por esto, san Lucas dice bien que la palabra de Dios descendió sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto, porque la Iglesia no tiene su origen en los hombres sino en la Palabra" (Expos. del Evangelio de Lucas 2, 67). Así pues, este es el significado: la Palabra de Dios es el sujeto que mueve la historia, inspira a los profetas, prepara el camino del Mesías y convoca a la Iglesia. Jesús mismo es la Palabra divina que se hizo carne en el seno virginal de María: en él Dios se ha revelado plenamente, nos ha dicho y dado todo, abriéndonos los tesoros de su verdad y de su misericordia. San Ambrosio prosigue en su comentario:"Descendió, por tanto, la Palabra, para que la tierra, que antes era un desierto, diera sus frutos para nosotros" (ib.).

Queridos amigos, la flor más hermosa que ha brotado de la Palabra de Dios es la Virgen María. Ella es la primicia de la Iglesia, jardín de Dios en la tierra. Pero, mientras que María es la Inmaculada —así la celebraremos pasado mañana—, la Iglesia necesita purificarse continuamente, porque el pecado amenaza a todos sus miembros. En la Iglesia se libra siempre un combate entre el desierto y el jardín, entre el pecado que aridece la tierra y la gracia que la irriga para que produzca frutos abundantes de santidad. Pidamos, por lo tanto, a la Madre del Señor que nos ayude en este tiempo de Adviento a "enderezar" nuestros caminos, dejándonos guiar por la Palabra de Dios.



Después del Ángelus

Mañana se abrirá en Copenhague la Conferencia de la ONU sobre el cambio climático, con la que la comunidad internacional quiere contrarrestar el fenómeno del calentamiento global. Espero que los trabajos ayuden a encontrar acciones respetuosas de la creación y promotoras de un desarrollo solidario, fundado en la dignidad de la persona humana y orientado al bien común. La salvaguardia de la creación postula la adopción de estilos de vida sobrios y responsables, sobre todo respecto a los pobres y las generaciones futuras. Desde esta perspectiva, para garantizar el pleno éxito de la Conferencia, invito a todas las personas de buena voluntad a respetar las leyes que Dios ha puesto en la naturaleza y a redescubrir la dimensión moral de la vida humana.

(En lengua española)

Doy una cordial bienvenida a los fieles de lengua española que participan en esta oración del Ángelus. En el camino hacia la Navidad, la liturgia de hoy indica la conversión, la firme esperanza en la misericordia divina y el corazón justo como el modo de prepararnos a la venida de Jesús al mundo. Aprendamos de María a disponernos interiormente para acoger con gozo y grandeza de espíritu la Navidad. ¡Feliz domingo!


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:38 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 08-12-2009

SOLEMNIDAD DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN
DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA


Plaza de San Pedro
Martes 8 de diciembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

El 8 de diciembre celebramos una de las fiestas más hermosas de la santísima Virgen María: la solemnidad de su Inmaculada Concepción. Pero, ¿qué significa que María es la "Inmaculada"? Y, ¿qué nos dice este título a nosotros? Ante todo hagamos referencia a los textos bíblicos de la liturgia de hoy, especialmente al gran "fresco" del capítulo tercero del libro del Génesis y al relato de la Anunciación del Evangelio de san Lucas. Después del pecado original, Dios se dirige a la serpiente, que representa a Satanás, la maldice y añade una promesa: "Enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu linaje y su linaje: él te aplastará la cabeza mientras acechas tú su calcañar" (Gn 3, 15). Es el anuncio de una revancha: En los primeros momentos de la creación parece que prevalece Satanás, pero vendrá un hijo de mujer que le aplastará la cabeza. Así, mediante el linaje de la mujer, Dios mismo vencerá, el bien vencerá. Esa mujer es la Virgen María, de la que nació Jesucristo que, con su sacrificio, derrotó de una vez para siempre al antiguo tentador. Por esto, en numerosos cuadros o estatuas de la Inmaculada, se la representa aplastando a una serpiente con el pie.

El evangelista san Lucas, por su parte, nos muestra a la Virgen María recibiendo el anuncio del mensajero celestial (cf. Lc 1, 26-38). Aparece como la humilde y auténtica hija de Israel, la verdadera Sión, en la que Dios quiere poner su morada. Es el retoño del que debe nacer el Mesías, el Rey justo y misericordioso. En la sencillez de la casa de Nazaret vive el "resto" puro de Israel, del que Dios quiere hacer renacer a su pueblo, como un nuevo árbol que extenderá sus ramas por el mundo entero, ofreciendo a todos los hombres frutos buenos de salvación. A diferencia de Adán y Eva, María obedece a la voluntad del Señor, con todo su ser pronuncia su "sí" y se pone plenamente a disposición del designio divino. Es la nueva Eva, verdadera "madre de todos los vivientes", es decir, de quienes por la fe en Cristo reciben la vida eterna.

Queridos amigos, ¡qué inmensa alegría es tener por madre a María Inmaculada! Cada vez que experimentamos nuestra fragilidad y la sugestión del mal, podemos dirigirnos a ella, y nuestro corazón recibe luz y consuelo. Incluso en las pruebas de la vida, en las tempestades que hacen vacilar la fe y la esperanza, pensemos que somos sus hijos y que las raíces de nuestra existencia se hunden en la gracia infinita de Dios. La Iglesia misma, aunque está expuesta a las influencias negativas del mundo, encuentra siempre en ella la estrella para orientarse y seguir la ruta que le ha indicado Cristo. De hecho, María es la Madre de la Iglesia, como proclamaron solemnemente el Papa Pablo VI y el concilio Vaticano II.

Por tanto, a la vez que damos gracias a Dios por este signo estupendo de su bondad, encomendemos a la Virgen Inmaculada a cada uno de nosotros, a nuestras familias y comunidades, a toda la Iglesia y al mundo entero. También lo haré yo esta tarde, según la tradición, al pie del monumento dedicado a ella en la plaza de España.

Después del Ángelus

(En castellano)

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española presentes en esta oración mariana y a quienes se unen a ella a través de la radio y la televisión. La Iglesia celebra hoy la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María Santísima, tan arraigada en España y en los países latinoamericanos. La Purísima, como es denominada la Virgen en la liturgia de este día, fue preservada de toda mancha de pecado para ser digna morada del Cordero inocente, abogada de gracia y ejemplo de santidad. Que el Señor nos conceda el don, por intercesión de la "llena de gracia", de purificarnos interiormente en este tiempo de Adviento para acoger con prontitud la venida de Cristo a nuestras vidas. Muchas gracias.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:39 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 13-12-2009

Plaza de San Pedro
III Domingo de Adviento, 13 de diciembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Estamos ya en el tercer domingo de Adviento. Hoy en la liturgia resuena la invitación del apóstol san Pablo: "Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. (...) El Señor está cerca" (Flp 4, 4-5). La madre Iglesia, mientras nos acompaña hacia la santa Navidad, nos ayuda a redescubrir el sentido y el gusto de la alegría cristiana, tan distinta de la del mundo. En este domingo, según una bella tradición, los niños de Roma vienen a que el Papa bendiga las estatuillas del Niño Jesús, que pondrán en sus belenes. Y, de hecho, veo aquí en la plaza de San Pedro a numerosos niños y muchachos, junto a sus padres, profesores y catequistas. Queridos hermanos, os saludo a todos con gran afecto y os doy las gracias por haber venido. Me alegra saber que en vuestras familias se conserva la costumbre de montar el belén. Pero no basta repetir un gesto tradicional, aunque sea importante. Hay que tratar de vivir en la realidad de cada día lo que el belén representa, es decir, el amor de Cristo, su humildad, su pobreza. Es lo que hizo san Francisco en Greccio: representó en vivo la escena de la Natividad, para poderla contemplar y adorar, pero sobre todo para saber poner mejor en práctica el mensaje del Hijo de Dios, que por amor a nosotros se despojó de todo y se hizo niño pequeño.

La bendición de los "Bambinelli" —como se dice en Roma— nos recuerda que el belén es una escuela de vida, donde podemos aprender el secreto de la verdadera alegría, que no consiste en tener muchas cosas, sino en sentirse amados por el Señor, en hacerse don para los demás y en quererse unos a otros. Contemplemos el belén: la Virgen y san José no parecen una familia muy afortunada; han tenido su primer hijo en medio de grandes dificultades; sin embargo, están llenos de profunda alegría, porque se aman, se ayudan y sobre todo están seguros de que en su historia está la obra Dios, que se ha hecho presente en el niño Jesús. ¿Y los pastores? ¿Qué motivo tienen para alegrarse? Ciertamente el recién nacido no cambiará su condición de pobreza y de marginación. Pero la fe les ayuda a reconocer en el "niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre", el "signo" del cumplimiento de las promesas de Dios para todos los hombres "a quienes él ama" (Lc 2, 12.14), ¡también para ellos!

En eso, queridos amigos, consiste la verdadera alegría: es sentir que un gran misterio, el misterio del amor de Dios, visita y colma nuestra existencia personal y comunitaria. Para alegrarnos, no sólo necesitamos cosas, sino también amor y verdad: necesitamos al Dios cercano que calienta nuestro corazón y responde a nuestros anhelos más profundos. Este Dios se ha manifestado en Jesús, nacido de la Virgen María. Por eso el Niño, que ponemos en el portal o en la cueva, es el centro de todo, es el corazón del mundo. Oremos para que toda persona, como la Virgen María, acoja como centro de su vida al Dios que se ha hecho Niño, fuente de la verdadera alegría.

Después del Ángelus

A la vez que doy las gracias al Centro Oratori Romani, que ha organizado la manifestación de los "Bambinelli", deseo recordar también que hoy en la diócesis de Roma se celebra la "Jornada para las nuevas iglesias". De hecho, en nuestra ciudad hay comunidades que no disponen de un lugar de culto adecuado, donde habita el Señor con nosotros, ni de instalaciones para las actividades formativas. Renuevo, por tanto, a todos la invitación a contribuir para que se puedan realizar pronto los centros pastorales necesarios. ¡Gracias por vuestra generosidad!

Esta semana he recibido tristes noticias de algunos países de África sobre el asesinato de cuatro misioneros. Se trata de los sacerdotes padre Daniel Cizimya, padre Louis Blondel y padre Gerry Roche, y de sor Denise Kahambu. Han sido testigos fieles del Evangelio, que han sabido anunciar con valentía, incluso arriesgando su vida. A la vez que expreso cercanía a los familiares y a las comunidades que están sufriendo, os invito a todos a uniros a mi oración para que el Señor los acoja en su casa, consuele a los que lloran su pérdida y lleve, con su venida, reconciliación y paz.

(En francés)

En este tiempo de espera de la Navidad, queridos peregrinos de lengua francesa, se nos invita a dar testimonio de la Buena Nueva abriendo nuestro corazón a nuestros hermanos y hermanas. No esperéis a que pase el tiempo, sino sed, desde hoy, los testigos fervientes de la misericordia, de la ternura y de la bondad de Dios hacia todos los hombres. Que nuestra esperanza sea contagiosa y nuestros gestos fraternos, espontáneos. Pidamos a la Virgen María, Madre del Salvador, que nos guíe al encuentro de su Hijo que viene por nuestros caminos. A todos deseo una buena preparación para la fiesta de Navidad.

(En inglés)

Doy la bienvenida a todos los peregrinos y visitantes de habla inglesa presentes para nuestra oración del Ángelus. La liturgia de este tercer domingo de Adviento, marcada por la alegre espera de la venida del Señor, nos invita a alegrarnos en la esperanza de nuestra salvación. Que estos días de preparación para la Navidad sean un tiempo de genuina conversión y renovación interior para todos los cristianos. Para vosotros y vuestras familias invoco alegría y paz en Jesús, nuestro Salvador.

(En alemán)

Doy una cordial bienvenida a todos los peregrinos y visitantes de habla alemana. Las lecturas bíblicas del tercer domingo de Adviento nos invitan a vivir la espera del Señor como un momento de alegría. "¡Israel, alégrate y exulta de todo corazón!" exclama el profeta Sofonías al pueblo (So 3, 14). Queremos compartir esta alegría con todos. Es lo que hacemos cuando nos aceptamos como hermanos y hermanas y nos damos concretamente lo que necesitamos para vivir. La alegría y la bondad son los signos de la presencia del Señor, que quiere dar siempre a este mundo la luz de su amor. Os deseo a todos un buen Adviento.

(En español)

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, en particular a los Legionarios de Cristo que ayer fueron ordenados sacerdotes, acompañados de sus familiares, amigos y miembros del Regnum Christi, así como a los fieles de diversas parroquias de Formentera, Zaragoza, Málaga y Valencia. En este tercer domingo de Adviento, y ante la presencia ya cercana del Señor Jesús, la liturgia nos invita con insistencia a la alegría. En Cristo se cumplen las palabras del profeta Sofonías a Israel: "El Señor tu Dios, en medio de ti, es un guerrero que salva. Él se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo". Exhorto a todos, y especialmente a los nuevos presbíteros, a proseguir, apoyados en la seguridad del amor infinito de Dios manifestado en Cristo, el camino de preparación espiritual para la Navidad, y celebrar así, con gozo y fruto abundante, el nacimiento del Salvador. ¡Feliz domingo!

(En polaco)

"Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. Que vuestra mesura sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca" (Flp 4, 4). En el domingo Gaudete, con estas palabras de san Pablo saludo a los polacos. Que la alegría os acompañe a todos en la espera de la venida del Señor. ¡Que Dios os bendiga!

(En italiano)

Saludo, por último, con afecto a los peregrinos de lengua italiana, en particular a los fieles procedentes de Montevarchi, Empoli, Arezzo, y de la parroquia romana de Santa Edith Stein; a los niños de la escuela "Ravasco" de Pescara y a los muchachos de Palma Campania; al grupo de la policía municipal de Agropoli, al del hospital "San Giuseppe e Melorio" de Santa Maria Capua Vetere y a la asociación "Cambio-Passo" de Canicattì; así como a los participantes en la procesión que recuerda algunas tradiciones histórico-religiosas italianas. A todos deseo un feliz domingo.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:40 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 20-12-2009

IV Domingo de Adviento, 20 de diciembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Con el IV domingo de Adviento, la Navidad del Señor está ya ante nosotros. La liturgia, con las palabras del profeta Miqueas, invita a mirar a Belén, la pequeña ciudad de Judea testigo del gran acontecimiento: "Pero tú, Belén de Efratá, la más pequeña entre las aldeas de Judá, de ti saldrá el jefe de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo inmemorial" (Mi 5, 1). Mil años antes de Cristo, en Belén había nacido el gran rey David, al que las Escrituras concuerdan en presentar como antepasado del Mesías. El Evangelio de san Lucas narra que Jesús nació en Belén porque José, el esposo de María, siendo de la "casa de David", tuvo que dirigirse a esa aldea para el censo, y precisamente en esos días María dio a luz a Jesús (cf. Lc 2, 1-7). En efecto, la misma profecía de Miqueas prosigue aludiendo precisamente a un nacimiento misterioso: "Dios los abandonará -dice- hasta el tiempo en que la madre dé a luz. Entonces el resto de sus hermanos volverá a los hijos de Israel" (Mi 5, 2).

Así pues, hay un designio divino que comprende y explica los tiempos y los lugares de la venida del Hijo de Dios al mundo. Es un designio de paz, como anuncia también el profeta hablando del Mesías: "En pie pastoreará con la fuerza del Señor, por el nombre glorioso del Señor su Dios. Habitarán tranquilos porque se mostrará grande hasta los confines de la tierra. Él mismo será nuestra paz" (Mi 5, 3-4).

Precisamente este último aspecto de la profecía, el de la paz mesiánica, nos lleva naturalmente a subrayar que Belén es también una ciudad-símbolo de la paz, en Tierra Santa y en el mundo entero. Por desgracia, en nuestros días, no se trata de una paz lograda y estable, sino una paz fatigosamente buscada y esperada. Dios, sin embargo, no se resigna nunca a este estado de cosas; por ello, también este año, en Belén y en todo el mundo, se renovará en la Iglesia el misterio de la Navidad, profecía de paz para cada hombre, que compromete a los cristianos a implicarse en las cerrazones, en los dramas, a menudo desconocidos y ocultos, y en los conflictos del contexto en el que viven, con los sentimientos de Jesús, para ser en todas partes instrumentos y mensajeros de paz, para llevar amor donde hay odio, perdón donde hay ofensa, alegría donde hay tristeza y verdad donde hay error, según las bellas expresiones de una conocida oración franciscana.

Hoy, como en tiempos de Jesús, la Navidad no es un cuento para niños, sino la respuesta de Dios al drama de la humanidad que busca la paz verdadera. "Él mismo será nuestra paz", dice el profeta refiriéndose al Mesías. A nosotros nos toca abrir de par en par las puertas para acogerlo. Aprendamos de María y José: pongámonos con fe al servicio del designio de Dios. Aunque no lo comprendamos plenamente, confiemos en su sabiduría y bondad. Busquemos ante todo el reino de Dios, y la Providencia nos ayudará. ¡Feliz Navidad a todos!



Después del Ángelus

(En italiano)

Dirijo un cordial saludo al personal de L'Osservatore Romano que, en el período navideño, todos los domingos y miércoles coloca una postación móvil en la plaza de San Pedro, donde se puede comprar el periódico juntamente con un pequeño icono de la Navidad. Deseo todo bien para esta iniciativa que, además de difundir el diario vaticano, se propone sostener la realización de una escuela en la República democrática del Congo.

(En lengua española)

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española presentes en esta oración mariana y a todos los que se unen a ella a través de la radio y la televisión. La Virgen santísima, llevando en su seno y en su corazón al Hijo de Dios, fue causa de alegría para su pariente Isabel. Os invito a que, acogiendo en vuestro interior la divina Palabra, dando un testimonio fiel y convencido de la fe y prodigándoos en obras de caridad, seáis también para los demás testigos y mensajeros de Cristo Jesús, fuente de gozo y esperanza para el mundo. Os animo igualmente, estando ya próximas las fiestas de la Navidad, a prepararos con fervor a la celebración del nacimiento del Verbo, hecho carne en las purísimas entrañas de María. ¡Feliz domingo!


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:41 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 26-12-2009

FIESTA DI SANTO ESTEBAN, PROTOMÁRTIR


Plaza de San Pedro
Sábado 26 de diciembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Con el corazón aún lleno de asombro e inundado de la luz que proviene de la gruta de Belén, donde con María, José y los pastores, hemos adorado a nuestro Salvador, hoy recordamos al diácono san Esteban, el primer mártir cristiano. Su ejemplo nos ayuda a penetrar más en el misterio de la Navidad y nos testimonia la maravillosa grandeza del nacimiento de aquel Niño, en el que se manifiesta la gracia de Dios, que trae la salvación a los hombres (cf. Tt 2, 11). De hecho, el niño que da vagidos en el pesebre es el Hijo de Dios hecho hombre, que nos pide que testimoniemos con valentía su Evangelio, como lo hizo san Esteban, quien, lleno de Espíritu Santo, no dudó en dar la vida por amor a su Señor. Como su Maestro, muere perdonando a sus perseguidores y nos ayuda a comprender que la llegada del Hijo de Dios al mundo da origen a una nueva civilización, la civilización del amor, que no se rinde ante el mal y la violencia, y derriba las barreras entre los hombres, haciéndolos hermanos en la gran familia de los hijos de Dios.

San Esteban es también el primer diácono de la Iglesia, que haciéndose servidor de los pobres por amor a Cristo, entra progresivamente en plena sintonía con él y lo sigue hasta el don supremo de sí. El testimonio de san Esteban, como el de los mártires cristianos, indica a nuestros contemporáneos, a menudo distraídos y desorientados, en quién deben poner su confianza para dar sentido a la vida. De hecho, el mártir es quien muere con la certeza de saberse amado por Dios y, sin anteponer nada al amor de Cristo, sabe que ha elegido la mejor parte. Configurándose plenamente a la muerte de Cristo, es consciente de que es germen fecundo de vida y abre en el mundo senderos de paz y de esperanza. Hoy, presentándonos al diácono san Esteban como modelo, la Iglesia nos indica asimismo que la acogida y el amor a los pobres es uno de los caminos privilegiados para vivir el Evangelio y testimoniar a los hombres de modo creíble el reino de Dios que viene.

La fiesta de san Esteban nos recuerda igualmente a los numerosos creyentes que en varias partes del mundo se ven sometidos a pruebas y sufrimientos a causa de su fe. Encomendándolos a su celestial protección, comprometámonos a sostenerlos con la oración y a realizar sin cesar nuestra vocación cristiana, poniendo siempre en el centro de nuestra vida a Jesucristo, a quien en estos días contemplamos en la sencillez y en la humildad del pesebre. Por eso, invoquemos la intercesión de María, Madre del Redentor y Reina de los mártires, con la oración del Ángelus.

Después del Ángelus

Saludo con afecto a los fieles de lengua española presentes en esta oración mariana. En esta fiesta de san Esteban, que no vaciló en derramar su sangre para confesar su fe y amor a Cristo Jesús, nacido en Belén, supliquemos fervientemente en nuestra oración que nunca falten en la Iglesia hombres y mujeres sabios, audaces y sencillos, que den testimonio del Evangelio de la salvación allá donde se encuentren, para que, con la fuerza de la caridad y la luz de la verdad, se construya una sociedad cada vez más fraterna, justa y en paz. Santa y feliz Navidad a todos. Muchas gracias.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
OFFLINE
Post: 2,616
Location: VENEZIA
Age: 60
Gender: Female
4/6/2013 5:43 PM
 
Modify
 
Delete
 
Quote

ANGELUS - 27-12-2009

FIESTA DE LA SANTA FAMILIA DE NAZARET


Plaza de San Pedro
Domingo 27 de diciembre de 2009


Queridos hermanos y hermanas:

Se celebra hoy el domingo de la Sagrada Familia. Podemos seguir identificándonos con los pastores de Belén que, en cuanto recibieron el anuncio del ángel, acudieron a toda prisa, y encontraron "a María y a José, y al niño acostado en el pesebre" (Lc 2, 16). Detengámonos también nosotros a contemplar esta escena, y reflexionemos en su significado. Los primeros testigos del nacimiento de Cristo, los pastores, no sólo encontraron al Niño Jesús, sino también a una pequeña familia: madre, padre e hijo recién nacido. Dios quiso revelarse naciendo en una familia humana y, por eso, la familia humana se ha convertido en icono de Dios. Dios es Trinidad, es comunión de amor, y la familia es, con toda la diferencia que existe entre el Misterio de Dios y su criatura humana, una expresión que refleja el Misterio insondable del Dios amor. El hombre y la mujer, creados a imagen de Dios, en el matrimonio llegan a ser en "una sola carne" (Gn 2, 24), es decir, una comunión de amor que engendra nueva vida. En cierto sentido, la familia humana es icono de la Trinidad por el amor interpersonal y por la fecundidad del amor.

La liturgia de hoy propone el célebre episodio evangélico de Jesús, que a los doce años se queda en el templo, en Jerusalén, sin saberlo sus padres, quienes, sorprendidos y preocupados, lo encuentran después de tres días discutiendo con los doctores. A su madre, que le pide explicaciones, Jesús le responde que debe "estar en la propiedad", en la casa de su Padre, es decir, de Dios (cf. Lc 2, 49). En este episodio el adolescente Jesús se nos presenta lleno de celo por Dios y por el templo.

Preguntémonos: ¿de quién había aprendido Jesús el amor a las "cosas" de su Padre? Ciertamente, como hijo tenía un conocimiento íntimo de su Padre, de Dios, una profunda relación personal y permanente con él, pero, en su cultura concreta, seguro que aprendió de sus padres las oraciones, el amor al templo y a las instituciones de Israel. Así pues, podemos afirmar que la decisión de Jesús de quedarse en el templo era fruto sobre todo de su íntima relación con el Padre, pero también de la educación recibida de María y de José. Aquí podemos vislumbrar el sentido auténtico de la educación cristiana: es el fruto de una colaboración que siempre se ha de buscar entre los educadores y Dios. La familia cristiana es consciente de que los hijos son don y proyecto de Dios. Por lo tanto, no pueden considerarse como una posesión propia, sino que, sirviendo en ellos al plan de Dios, está llamada a educarlos en la mayor libertad, que es precisamente la de decir "sí" a Dios para hacer su voluntad. La Virgen María es el ejemplo perfecto de este "sí". A ella le encomendamos todas las familias, rezando en particular por su preciosa misión educativa.

Y ahora me dirijo, en lengua española, a quienes participan en la fiesta de la Sagrada Familia en Madrid.

Saludo cordialmente a los pastores y fieles congregados en Madrid para celebrar con gozo la Sagrada Familia de Nazaret. ¿Cómo no recordar el verdadero significado de esta fiesta? Dios, habiendo venido al mundo en el seno de una familia, manifiesta que esta institución es camino seguro para encontrarlo y conocerlo, así como un llamamiento permanente a trabajar por la unidad de todos en torno al amor. De ahí que uno de los mayores servicios que los cristianos podemos prestar a nuestros semejantes es ofrecerles nuestro testimonio sereno y firme de la familia fundada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, salvaguardándola y promoviéndola, pues ella es de suma importancia para el presente y el futuro de la humanidad. En efecto, la familia es la mejor escuela donde se aprende a vivir aquellos valores que dignifican a la persona y hacen grandes a los pueblos. También en ella se comparten las penas y las alegrías, sintiéndose todos arropados por el cariño que reina en casa por el mero hecho de ser miembros de la misma familia. Pido a Dios que en vuestros hogares se respire siempre ese amor de total entrega y fidelidad que Jesús trajo al mundo con su nacimiento, alimentándolo y fortaleciéndolo con la oración cotidiana, la práctica constante de las virtudes, la recíproca comprensión y el respeto mutuo. Os animo, pues, a que, confiando en la materna intercesión de María santísima, Reina de las familias, y en la poderosa protección de san José, su esposo, os dediquéis sin descanso a esta hermosa misión que el Señor ha puesto en vuestras manos. Contad además con mi cercanía y afecto, y os ruego que llevéis un saludo muy especial del Papa a vuestros seres queridos más necesitados o que pasan dificultades. Os bendigo a todos de corazón.

Después del Ángelus

(En francés)

Queridos peregrinos de lengua francesa, en esta fiesta de la Sagrada Familia de Jesús, María y José, me alegra saludar a todas vuestras familias y dirijo mi oración en especial por las que atraviesan dificultades. Con vosotros doy gracias a Dios por la Sagrada Familia de Nazaret: María y José no sólo proporcionaron al Niño Jesús el pan de la tierra; le dieron también un auténtico testimonio de fe y de amor. Que su ejemplo guíe a todas las familias y sea para ellas una fuente inagotable de alegría y felicidad. A todos deseo un fin de año sereno.

(En inglés)

Me alegra saludar a los visitantes de lengua inglesa presentes en esta oración del Ángelus. Hoy celebramos con gozo la fiesta de la Sagrada Familia, que compartió con nosotros esta experiencia humana fundamental. Pido al Señor que bendiga a todas las familias cristianas y les ayude al vivir su vida diaria con amor recíproco y generosidad con los demás, según el ejemplo de Jesús, María y José. Que Dios todopoderoso siga bendiciéndoos a todos con paz y alegría durante este tiempo navideño.

(En alemán)

Saludo con alegría navideña a los peregrinos y visitantes de lengua alemana. Este domingo celebramos la fiesta de la Sagrada Familia. Contemplamos a la Familia de Nazaret que, como todas las familias, vivió preocupaciones y necesidades. María y José, como narra el Evangelio, al principio no entienden por qué su hijo no estaba con ellos, sino que se había quedado en el templo, pero las palabras de Jesús: "¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?" (Lc 2, 49) les permiten entender a ellos, y también a nosotros, que la relación viva con Dios fortalece también el amor recíproco. A vosotros y a vuestras familias deseo un feliz tiempo navideño.

(En español)

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española que participan en esta oración mariana. En este domingo de la Sagrada Familia invito a todos a poner la mirada en el hogar de Nazaret, escuela incomparable de virtudes humanas y cristianas, para aprender de Jesús, José y María a vivirlas personalmente y dar ejemplo de ellas ante los que os rodean con humildad y convicción. De nuevo os deseo que, en estas fiestas de Navidad, la alegría del Señor Jesús, nacido en Belén, sea vuestra fortaleza. En su nombre os bendigo con gran afecto.

(En polaco)

Dirijo un cordial saludo a los polacos. Hoy es el domingo de la Sagrada Familia. Que el amor que unió a María y José, y envolvió al Niño Jesús, una a todas las familias cristianas. Que de él nazca el respeto recíproco entre los esposos, la solicitud por cada nueva vida y por el feliz desarrollo de las generaciones futuras. Encomiendo a todas las familias polacas al cuidado de María y de José, e imploro para ellas la bendición divina.

(En italiano)

Saludo a los peregrinos de lengua italiana, en particular a los grupos de fieles venidos de Atri. En este domingo de la Sagrada Familia dirijo un cordial saludo a todas las familias de Roma y de Italia, con una oración especial por las que atraviesan mayores dificultades. Que el Señor os bendiga. Felicidades a todos.


English

Français

Papa Ratzi Superstar









"CON IL CUORE SPEZZATO... SEMPRE CON TE!"
Admin Thread: | Close | Move | Delete | Modify | Email Notification Previous page | 1 2 | Next page
New Thread
 | 
Reply
Cerca nel forum

Feed | Forum | Bacheca | Album | Users | Search | Log In | Register | Admin
Create your free community and forum! Register to FreeForumZone
FreeForumZone [v.6.0] - Leggendo la pagina si accettano regolamento e privacy
Tutti gli orari sono GMT+01:00. Adesso sono le 3:11 AM. : Printable | Mobile
Copyright © 2000-2021 FFZ srl - www.freeforumzone.com